experiencias

se vidimo!

DSCN0102

Hola a todos, me llamo Cristina tengo 30 años y vivo en Gijón. Actualmente estoy realizando el Servicio Voluntario Europeo durante 6 meses en un pequeño pueblo del sur de Eslovenia, Crnomelj. Mi proyecto trata sobre el desarrollo de turismo sostenible pero bueno, de eso ya os hablaré más detenidamente en otros posts.

La verdad es que hace como cosa de un mes que estoy aquí y todavía no me había animado a escribir y contar mi experiencia. No obstante comienzo ahora y espero que os sirva a muchos como motivación para emprender esta aventura y a otros simplemente por conocimiento en general.

De hecho, lo quiero hacer de una forma muy especial y es compartiendo con vosotros lo que escribí en mi diario de a bordo durante mi viaje a este país ya que creo que explica bastante bien como me sentía:

Son las 6.20 de la mañana y me encuentro sentada en el autobús que me llevara Madrid y de allí a Eslovenia mi destino final. Se podría decir que aquí comienza todo aunque tengo la sensación de que este viaje ha empezado hace mucho tiempo.

Se crea en mi cara una leve sonrisa al acordarme de cómo empezó esta aventura y quizás sin pensar en dicho momento que se haría realidad. Ha pasado algo mas de un año cuando  por azar una de las tantas y tantas publicidades que acumulo en mi habitación como si tuviera el síndrome de Diógenes cayera en mis manos en una de mis poco rutinarias limpiezas de cuarto. En concreto era un folleto con información acerca del programa Juventud en Acción. De todas las diversas actuaciones que allí venían reflejadas sin duda alguna el SVE era de mi interés: el marcharme a vivir a un país extranjero para desarrollar un proyecto era algo que me parecía más que interesante. En esos días me fui a informar pero estaba claro que ese no era mi momento y es que todo sucede si tiene que suceder y cuando tiene que suceder…

Y tuvo que ser en este pasado Abril cuando el destino volvió a querer hacerme recordar esa idea  teniendo la suerte de realizar el V Curso de Organizador/a de Proyectos Europeos en Oviedo. La asociación que impartió el curso (Youropia) aumentó más en mí esa idea de realizar el tan ansiado EVS y las visitas de voluntarios/as en Asturias de la mano de la Asociación En Construcción (la que hoy es mi asociación de envío) me ejemplifico mucho más esta idea: ¡yo también quería vivir una experiencia así!

Me viene ahora a la mente una frase que me dijo uno de los chicos que realizó conmigo este curso cuando le hice saber mis dudas acerca de la posibilidad de realizar el voluntariado: “En la vida hay que saber mover la ficha de dominó adecuada para que se vayan cayendo todas las demás.” Y en mi caso, así fue: realizando este curso no he parado de hacer actividades: un intercambio en Bristol, otro en República Checa, otro en Asturias, un curso de voluntariado en Toledo  y ahora aquí esperando llegar a Eslovenia y comenzar mi SVE.

Gracias a todos los que me habéis ayudado en este camino que ahora emprendo ya que si algo  no hubiera sido igual puede que no estuviera ahora aquí. Gracias de corazón a:

 Juventud en acción, Agencia Nacional en Asturias, por dejarme participar en los cursos,

Youropia por saber sacar lo mejor de todos nosotros y aumentar nuestras ganas de aprovechar las oportunidades de Juventud en Acción,

Juventud en Acción, Agencia Nacional en Castilla La Mancha, por dar la oportunidad a una asturiana de realizar el curso de voluntariado,

Serendipia, por poder participar en vuestros intercambios de los que tantas cosas he aprendido,

Todos los compañeros que he tenido la oportunidad de conocer a lo largo de todas las acciones que he realizado,

Y cómo no… a la Asociación En Construcción por confiar en mí, por estar ahí y por ser mi asociación de envío en esta nueva aventura, sois los mejores.

6 meses de voluntariado comenzados un 6 de noviembre a las 6 de la mañana.”

Espero que os haya gustado, ¡¡seguiré escribiéndoos a lo largo de estos meses!!

Se vidimo!!!

experiencias

jarabe, chihuahuas y vino caliente

Lola, que está en estos momentos camino de Asturias para pasar aquí las fiestas, nos cuenta los pormenores de su vida en Tallin
DSC_0301

1.¿Por qué te decidiste a hacer el SVE?

Porque quería tener la experiencia de vivir en otro país, conocer otra cultura y hacer algo diferente a lo que había hecho hasta ahora. Y vi en el SVE una oportunidad muy buena para poder realizarlo.

 

2. ¿En qué organización estás realizando tu proyecto? ¿Cuáles son las actividades en las que colaboras?

Estoy en una organización que se llama Tallinna Puuetega Inimeste Koda que trabaja con personas con discapacidad y personas desfavorecidas.

Las actividades que realizo son talleres de conversación en inglés, doy clases de español, monitora en clases de arte y también ayudo a Tiiu, que es la administradora, en sus tareas.

 

3. ¿Qué es lo que más y menos te gusta de vivir en Estonia, lo que más te ha sorprendido, etc.?

Lo que más me gusta de Estonia es la gente que estoy conociendo. Tenemos la tendencia a pensar que la gente del norte es fría, pero para mí todo lo contrario. Conozco gente que es muy cariñosa y amable conmigo, es que en vez de una voluntaria me tratan como a una reina. Me miman demasiado, ya que cuando vuelva a Asturias dudo que encuentre un sitio en el que diga que estoy algo maluca porque cogí frío, y me traigan un jarabe, caramelos, zumos y fruta fresca para que me mejore… Eso lo hace mi madre, no l@s jef@s.

Por otra parte, me encantan los paisajes – el otoño más bonito de mi vida lo he vivido aquí- , la naturaleza, la música tradicional, los bailes tradicionales de Estonia, el chocolate, el mercadillo central o mercadillo de segunda mano, el vino caliente, la sopa a un euro en en bar en la plaza mayor, que con la excusa del “winter is coming”, me den pasteles y, sobre todo, me encanta pasear por el casco antiguo de Tallinn. A veces siento que vivo en un cuento de los Hermanos Grimm.

Lo que menos me gusta de vivir en Estonia, es que los sábados no hay buses nocturnos y eso te limita mucho para salir, y que creo que el invierno va a ser muy largo… pero todo se lleva bien si eres optimista y conservas el humor. ¡Ni el frío ni las pocas horas de luz van a cambiar mi forma ser!. Eso espero….

Una de las cosas, para mí graciosas, que me ha sorprendido es la cantidad de chihuahuas que hay en este país, nunca vi tanto miniperro junto.

Otra cosa que me llama la atención es que este país está mucho más informatizado que España, pero en cambio lo de reciclar… (papel, vidrio etc) no lo llevan bien.

Por otra parte, también me llaman la atención y me encantan los cementerios en los bosques, me parecen preciosos.

Y lo que más me sorprendió creo que es que la comida. Me parece cara y la ropa también, ya que los precios son mucho más caros que en Asturias.

 

4. ¿Qué es lo que más echas de menos de España?

De Asturias echo mucho de menos las montañas, el olor del mar, y la vida social, que aquí es muy diferente… Por ejemplo, en la zona donde vivo, no hay ninguna cafetería ni ningún bar para tomar el típico cafetín y leer el periódico por la mañana. Eso fue una de las cosas que me llamó la atención cuando llegué.

 

5. ¿Qué estás aprendiendo de ti misma o en general?

Pues he aprendido que querer es poder, ya que yo vine con un nivel muy bajo de inglés, y al principio lo pasé muy mal porque todo el mundo hablaba muy bien inglés menos yo, yo quería hablar con la gente, porque me encanta hablar (no callo ni en sueños, oigan), y no podía comunicarme bien, pues gracias a mi capacidad teatral y expresiva , pude comunicarme con la gente como si hablara inglés . El lenguaje no verbal es más importante que el verbal, y en mi caso…¡La salvación!

También hubo gente en España que me dijo que estaba muy loca por venir a una aventura así sin saber inglés, pero yo no creo que sea locura, creo que fui valiente por no dejarme vencer por los miedos.
El SVE es una gran aventura para mí, y no iba a dejar escapar esta oportunidad por no saber inglés, eso lo tenía muy claro.

 

6. ¿Qué planes tienes para la vuelta?

Pues no me gusta mucho cuadricular mi vida, soy fan de la espontaneidad, y de momento no tengo planes, lo que sí sé es que quiero aprender más inglés.

Por otra parte, descubrí que me encanta ser profesora de Español (también tengo un@s alumn@s muy entregad@s y eso ayuda mucho), y me encantaría seguir dando clases de español en Asturias o en otra parte del mundo…

experiencias

vero en bulgaria

Entrevistamos a Verónica Yugueros, justo nada más llegar de Bulgaria tras 6 meses de Servicio Voluntario Europeo

480780_444165812284698_300479126_n

1. ¿Por qué te decidiste a hacer el Servicio Voluntario Europeo? ¿Por qué en Bulgaria?

Decidí hacer un SVE porque me pareció que era una oportunidad única de viajar, conocer otra cultura, otro país, gente… Una buena oportunidad de colaborar con una organización aportando mis conocimientos y de vivir una experiencia distinta.

Lo cierto es que lo primero que hice fue buscar proyecto, busqué aquellos que tuvieran una temática ambiental  y después de esto descarté algunos países a los que prefería no ir, bien porque ya había estado allí, o porque el nivel de vida era muy alto y siendo voluntaria no dispondría de mucho dinero…. Finalmente me quedé con unos cuantos y resultó que Bulgaria fue el primero en que me seleccionaron. Así que pensé : ¿por qué no? Es un país del que no conozco casi nada, su cultura es distinta, provienen de un régimen comunista, tienen una historia que no se parece casi nada  a la española y me pareció que la experiencia podría resultar muy interesante y productiva.

2. ¿En qué organización estás realizando tu proyecto? ¿Cuáles son las actividades en las que colaboras?

Realizo mi voluntariado en la organización Ecomission21century. La principal tarea que  tengo es la de dar clases de español, tengo dos grupos distintos y a cada uno les doy una hora de clase por semana. Además de esta actividad también realicé un par de campamentos durante el verano y he participado en diversas actividades puntuales.

3. ¿Qué es lo que más y menos te gusta de vivir en Bulgaria, lo que más te ha sorprendido, etc.? ¿Se nota la crisis económica por allí?

Me gusta lo que estoy aprendiendo y descubriendo, pero tengo que reconocer que no me gusta mucho el carácter de los búlgaros, no suelen ser muy amables ni agradables y siempre ponen problemas para todo… Aunque como en todos los sitios, siempre hay excepciones.

Sorprenderme, me han sorprendido muchas cosas, pero si soy sincera ahora mismo no sabría decir cuál es la que más me ha sorprendido.

Aquí se quejan mucho de que hay crisis, pero yo creo que la situación es totalmente distinta a la que se está viviendo en España, su crisis se debe a que el nivel de vida es muy bajo, los sueldos son mínimos y las condiciones de trabajo no son muy buenas, pero no falta trabajo y a la gente no se le ve que viva mal.

4. ¿Qué es lo que más echas de menos de España?

La comida y la gente.

5. ¿Qué estás aprendiendo de ti misma o en general?

Que tengo mucha más paciencia de lo que me imaginaba.

6. ¿Qué planes tienes para la vuelta?

Lo cierto es que por el momento no tengo ningún plan para la vuelta, una vez allí ya veré lo que hago.

eventos

encuentro ex-voluntarios/as

420418_4204382261748_1611322433_n

 

Este jueves 20 de diciembre a partir de las 17:00 horas tendremos un encuentro-merienda para ex-voluntarios/as que han hecho el Servicio Voluntario Europeo en los últimos años, para voluntarios/as que lo están haciendo ahora mismo y vuelven a Asturias para las fiestas, y para todas aquellas personas interesadas en saber más sobre esta acción del programa Juventud en Acción.

Será una buena oportunidad para intercambiar experiencias y resolver dudas sobre el SVE. Además, estrenaremos un mural con el mapa de Europa y fotos de las 70 personas que hemos acogido y enviado desde Avilés.

Si te apetece participar, la cita será en el Servicio de Juventud (Calle Fernando Morán, 26, Avilés) y la entrada es libre.

experiencias

we miss athina!

546623_10150998297865033_1876633831_n

 

¡Hola a tod@s!

Tres días antes de regresar a Thessaloniki decidí escribir mi último artículo. Creo que es la mejor manera de despedirme de toda la gente porque estoy segura que no tengo la fuerza necesaria para hacerlo cara a cara.

Después de pasar nueve meses viviendo en Avilés me di cuenta que este proyecto me ha impactado muchísimo. Trabajar en la huerta ha sido una experiencia increíble, de verdad pensaba que no podría hacerlo. Mi primer contacto con el campo, con las plantas y la huerta, con las perras y los gatos… Me acuerdo de mi primer día en Libélula plantando patatas. ¡Qué fuerte! Verlas crecer durante la primavera y sacarlas en verano! Ahora que estoy escribiendo estas líneas, me doy cuenta de que estuvimos comiendo estas patatas en la comida. ¡Por primera vez en mi vida como plantas con las que tuve una relación!

En principio Asturias me interesó por su fama sobre la educación ambiental. Ahora ya puedo decir que aquí hay más iniciativas locales que en Grecia, y tengo mucha suerte ya que encontré un círculo de gente con valores ecológicos e iniciativas muy interesantes. El voluntariado en Avilés me permitió poner en práctica experiencias de educación que hasta ahora sólo dibujaba en mi imaginación. Los talleres en el Bosque Comestible, el campamento urbano, la cooperación con La Noria me dieron la oportunidad de experimentar y aprender haciendo.

Además haber pasado nueve meses en la ciudad me permitió involucrarme con la sociedad avilesina. Tenía mucho tiempo libre para hacer otras cosas. Tuve la oportunidad de conocer el país, vuestra ciudad, otras maneras de pensar, participar en el Festival de Andar por Casa y en diferentes actividades del Servicio de Juventud.

¿Y cuáles son mis planes para mi futuro en Grecia? No creo que pudiese dejar mi vida en la ciudad y hacer una huerta en el campo – por supuesto no en este momento de mi vida y sin el apoyo de mi familia-, pero entiendo que la situación socioeconómica  no me permite continuar con el mismo tipo de vida y consumir en una sociedad basada sólo en el sector servicios. Hay que cambiar la filosofía de vida y volver a ser una persona más sostenible y autosuficiente.

Mi primer objetivo es de empezar un huerto urbano en mi barrio natal en Thessaloniki en cooperación con el instituto y el ayuntamiento de la región. Una idea inspirada totalmente en el Bosque Comestible. Espero que así pueda compartir algunas de las cosas que aprendí aquí, con la población local de Thessaloniki y -¿por qué no?-crear un contacto entre las dos ciudades.

Poco a poco…  ¡nos vemos pronto!

Athina Siamidou

experiencias

orpheus centre

430774_10151174682819915_1218486367_n

Daniel Mariño lleva ya más de dos meses haciendo el Servicio Voluntario Europeo en el Reino Unido. Le hemos hecho una pequeña entrevista para que conozcais mejor su trabajo…

1. ¿Por qué te decidiste a hacer el SVE?

Porque quería mejorar mi inglés y hacer teatro social.


2. ¿En qué organización estás realizando tu proyecto? ¿Cuáles son las actividades en las que colaboras?

The Orpheus Centre (Godstone,Surrey-UK). Ayudo a los alumnos en sus sesiones diarias de música, performance y visual arts. También estoy dirigiendo mi propio Spanish Drama Club.

3. ¿Qué es lo que más y menos te gusta de vivir en UK, lo que más te sorprende, etc.?

Lo que más me gusta es el idioma y lo que menos ¡LA COMIDA!

4. ¿Qué es lo que más echas de menos de España?

Mi familia y por supuesto LA COMIDA.

5. ¿Qué estás aprendiendo de ti mismo o en general?

Estoy aprendiendo a transmitir y desarrollar todos mis conocimientos de teatro con adultos discapacitados ¡y en inglés!

6. Háblanos de ese proyecto teatral que tienes entre manos…

Estoy montando una versión contemporánea de Bodas de Sangre (Federico García Lorca) con mis alumnos del Spanish Drama Club y queremos presentarnos a un festival de teatro.

7. ¿Qué planes tienes para la vuelta?

No hay vuelta… me gustaría continuar mis estudios en Londres 🙂