experiencias

reapertura del bosque-comestible

iHola!

Soy Yesim y hoy quería hablaros sobre el bosque-comestible. Creo que casi todo el mundo sabe ya dónde está, pero tenéis que venir otra vez para ver cómo ha cambiado con la obra que ha hecho la Escuela-Taller Vedelar,  de Fundación Secretariado Gitano, y en la que yo he participado.

En los últimos meses hemos trabajado mucho y hecho muchas cosas. Por ejemplo, plantamos muchos árboles (manzana, peral, melocotonero, almendro, caqui, castaño, olivo, etc.), organizamos actividades para hacer con niños, jóvenes y mayores, pusimos tutores al lado de los árboles y malla verde para proteger, plantamos patatas y verduras en la huerta, plantamos flores como caléndula o capuchina, plantas aromáticas como melisa, romero,lavanda y frutos silvestres como los miruéndanos.

Además, construimos un refugio para atraer a los insectos que son beneficiosos y protegen a las verduras y las plantas de otro insectos malos. Hicimos un taller de compostaje porque hay una compostadora en el bosque-comestible a la que podéis echar vuestra basura organica. Pusimos dos mesas de cultivo para la gente que tiene dificultad para agacharse y también una mesa más baja para niños/as. Hay un camino para pasear y para la gente que tiene movilidad reducida.

El bosque-comestible estuvo cerrado mientras trabajamos pero el día 29 de Abril se inauguró de nuevo. A partir de entonces, está abierto todos los días para todo el mundo. Está muy diferente y más bonito todavía que antes. Podeis ir y echar vuestra basura organica en el compost, podeis echar agua a los árboles, a las flores y a las plantas, y podeis plantar las verduras que queráis en la huerta. El bosque-comestible es un lugar perfecto para relajarse y aprender sobre la naturaleza.

El primer sábado de cada mes nos reunimos allí para cuidarlo, disfrutarlo y proponer actividades. Si queréis venir, ¡bienvenidos/as! El próximo encuentro será el 7 de Junio a las 11:00 y tendremos un taller de yoga y otra taller sobre huertos en ventana. ¡Nos vemos!

 

experiencias

encuentro medioambiental en priorio

iHola!

Somos Yeşim y Giulia . Os escribimos desde el albergue de Priorio, donde nos quedamos todo el finde con la comisión de medio ambiente de El Patio. Tenemos muchas actividades planteadas.Vamos a empezar por un taller de reciclaje y comida vegetariana. Cogimos algunas camisetas viejas y las cortamos para transformarlas en flores coloradas. Eso va a hacer un regalo para el día de la madre.Desde la cocina el resto de grupo trajo un cuscús vegetariano con muchas verduras y guacamole, ñam ñam .

Después de un café con siesta nos aventuramos a descubrir el pueblo. No podemos ir muy lejos porque nos encontramos con un cartel raro que pone ‘’Peligro pelota’’, ¡pues estábamos en el campo de golf!. A la vuelta los cocineros bajo la preciosa dirección de Carmen se pusieron a preparar galletas y rosquillas . Se suponía que eran para el desayuno pero desaparecieron en 10 segundos .

La noche empezó con picoteo y sangría ecológica y luego no podían faltar juegos y baile. Los que no querían acostarse tuvieron la posibilidad de elegir una peli.

Al día siguiente después del desayuno aprendimos a preparar ‘’sarma’’, nam nam, (no es un fallo ortográfico, sino que es como se escribe en turco). Antes de irnos, vivimos una experiencia muy especial. Una guía nos acompañó de visita a las Cuevas de la Lluera. Había algunos grabados rupestres y se podían distinguir las imágenes. Nos relajamos cerca del rio Nalón y cogimos bastante energía para afrontar la recogida del albergue y el viaje de vuelta .

Tenemos muchas ideas que intercambiamos durante un espacio de debate y nos gustaría hacer mas actividades relacionadas con el medio ambiente. Así que si no fuisteis esta vez, no os preocupéis porque tendréis mas oportunidades…

experiencias

ahoj!

Ahoj!

Mi nombre es Pablo, soy un chico de 27 años, de Avilés, y hace un mes que he comenzado mi SVE enBanská Bystrica, una ciudad situada en el centro de Eslovaquia.

La ciudad tiene una población de aproximadamente 80.000 habitantes, por lo que es una de las más importantes del país. Cuenta con universidad, lo que unido a una importante oferta cultural, hacen de ella una ciudad joven y activa.

Precisamente, mi proyecto se desarrolla en uno de los principales centros culturales de Banská Bystrica: Záhrada – Centrum nezávislej kultúry (http://www.zahradacnk.sk).

Záhrada es un pequeño espacio, formado por un bar, un área dedicada a la realización de eventos culturales, y un gran jardín alrededor del edificio.

Tanto por la variedad de sus actividades, su buen ambiente y su lugar privilegiado en el centro de la ciudad, es uno de los principales lugares de reunión para la gente interesada en la cultura.

En cuanto a las actividades que desarrollo en mi proyecto, hasta ahora han sido muy variadas, y espero que en el futuro sean todavía más.

Por ejemplo, estoy aprendiendo a preparar las luces y el sonido para conciertos y obras de teatro, y su utilización durante los eventos. Éste es el trabajo que más horas requiere para muchos de los que estamos en el centro, ya que prácticamente cada día hay un evento diferente, con su correspondiente cambio de escenario, posición de luces, pruebas de sonido etc.

Además realizo tareas administrativas, como por ejemplo la creación de una base de datos de los libros disponibles en la biblioteca del centro. Hasta ahora sólo contamos con poco más de cien libros, pero esperamos que con la ayuda de la gente a través de la donación de más ejemplares, este servicio comience a ser conocido y utilizado por más visitantes.

Esta semana voy a comenzar como profesor de español, ya que hay varias personas interesadas en aprender el idioma, y ahora que se acerca el verano, espero comenzar a realizar actividades al aire libre en el jardín para la gente local.

En resumen, la experiencia está siendo muy enriquecedora hasta el momento, y no ha hecho nada más que empezar, por lo que estoy seguro de que a medida que me vaya adaptando a la organización, a la ciudad y al país (lo de hablar eslovaco me temo que va a ir para muy largo…) todo irá mejor todavía.

¡Os mantendré informados!

 

 

 

experiencias

fix it! – 2ª parte

Somos dos voluntarios, Iván ” Viña” y Dani, y estamos en Tallin (Estonia) en el proyecto de SVE “Fix it.

Esta es nuestra segunda semana aquí, hemos empezado a trabajar en los jardines del centro JUKS, limpiándolos de hojas y ramas y creando un jardín a partir de una vieja piscina pequeña.

Después de trabajar, Dani y yo fuimos a dar una vuelta para despejar del duro día, nos hicimos unas fotos con un hombrecillo que es la estatua de un escritor, vimos un bordillo con chapas clavadas (algo muy original) y volvimos a casa para cenar.

Al día siguiente recogimos hojas que vertimos en la piscina para luego echar tierra y crear un pequeño huerto. Acabamos primero porque trabajamos muy duro y aprovechamos para ver el hipódromo, una especie de plaza de abastos, y tomar algo en un bar muy barato (un sandwich, 1’60 €) y luego salimos con Dada y Omar, nuestros asistentes  personales aquí en Tallin.

El jueves fueron a trabajar con nosotros nuestros Dada y Omar y seguimos vertiendo hojas y trabajando duro. Estuve recogiendo hojas con Dada y echándolas en un remolque que tenemos que empujar y Dani haciendo montones de hojas. Cuando salimos vinimos al albergue y tuvimos sorpresa: vino a vernos Borja, gran amigo y compañero de aventuras en Avilés y después nos separamos nuevamente ya que él tenía reunión para preparar un intercambio juvenil, y nosotros habíamos quedado con una mentora. Fuimos a tomar algo con ella y en el bar hicimos un juego que consiste en hacer una torre con un metro de cuerda, 20 espaguetis, 1 metro de cinta de carrocero y una nube de gominola en su punta. 

El viernes empezamos a verter tierra dándole un poco de forma al proyecto del jardín. Después de currar fui con Dada a dar una vuelta para comprar cosas y hablar sobre cómo había ido el día y volvimos al albergue. 

El sabado fuimos a taichi con nuestros asistentes personales, nuestra mentora y los chicos eslovacos, menos Daniel. Después vinimos al albergue a por Dani y fuimos a comer unos pancakes, que son una especie de frixuelo a lo bestia rellenos de carne y queso, por ejemplo, porque los hay de diversos tipos. Por la tarde fuimos a la playa cerca de Tallin, donde hicimos algo muy español, dormir la siesta, entre otras cosas como hacernos fotos y observar el paisaje y, ya de noche, tomamos algo en el St. Patrick. 

El domingo fue de relax, levantarse supertarde y salir a comprar dos minutos. 

El lunes hicimos la evaluación semanal y por la tarde fuimos a wushu, jugamos al fútbol y cenamos.

¡Hasta pronto!

experiencias

pasan los días…

IMG_2651

¡Hola a todos/as!

Después de mucho tiempo sin escribir, vuelvo a hacerlo.

Los días pasan uno tras otro y, poco a poco, mi salida se aproxima. ¿Qué puedo contaros desde la última vez? En realidad no lo sé. ¡Esperad, tengo que pensar!

Cuando escribí la primera vez todo era nuevo para mí y muchas cosas me parecían raras, como la tareas del hogar. Desde que estoy aquí forman parte de mi rutina cotidiana, entonces las hago sin pensar mucho en ellas. Eso significa que me he acostumbrado y que algunas cosas se convierten en casi automáticas.

Lo mismo pasa cuando tengo ganas de hacer algo: por ejemplo, quiero ir a la peluquería, comprar un libro, ir a tomar un helado o a la tienda de sellos, tomo la silla eléctrica, voy y vuelvo. En Italia debo pedirle siempre a alguien que me lleve porque en mi ciudad las aceras no están rebajadas, como en la mayor parte de ciudades europeas.

Veo que Italia está bastante lejos respecto a la mayoría de los países europeos en términos de movilidad y accesibilidad para las personas con discapacidad. Pero, sin embargo, si tuviese que visitar un edificio histórico probablemente podría tener algún problema. He dicho probablemente porque cuando estuve en Amsterdam no tuve problemas de accesibilidad, aunque muchos museos estén ubicados en edificios históricos. Pero recuerdo que tampoc Paris tiene las aceras adaptadas. Sí, lo sé, he tenido la suerte de viajar bastante…

Pensando en el último periodo, este ha sido bastante tranquilo: estuve enfermo con gripe durante una semana, después tuve el examen de español en Oviedo, mi padre vino de visita, Semana Santa, otros pequeños “contratiempos” o “percances” y aquí estamos hoy, a seis de mayo de 2014.

Lo que me ha ocurrido digno de ser mencionado, según el orden cronológico ha sido:

  • En besøg fra en danske ven (traducción: visita de una amiga danesa). Le he enseñado Avilés, fuimos a Gijón y por último… jeg har talt en smule dansk med hun! (traducción: ¡he hablado un poco de danés con ella!).
  • Evaluación intermedia a Mollina.

  • Examen del DELE (madre, ¡qué día agotador!).
  • ¡Visita de mi padre, comimos en Tierra Astur todos los días y lo pasamos pipa!
  • Paella preparada y cocinada por los padres de mi coordinadora.
  • ¡Aventura a Las Caldas! Jajaja, no debería reirme porque me caí, pero mejor… Tal vez soy un carro de combate, pero… ¡los carros de combate se estropean también, a veces!

He aprendido a desarrollarme sólo en otras situaciones: Llamar por teléfono el centro de salud para pedir una cita con el médico, ir a la consulta y luego a la farmacia para tomar los comprimidos, según la prescripción.

Generalmente estoy acostumbrado a no estar satisfecho de mí mismo, quiero hacer mil cosas pero no se puede hacer todo. Teniendo en cuenta el tiempo que tuve a disposición y lo que he aprendido, sin duda el balance es positivo. A ver que más consigo aprender, durante el tiempo que me queda.

Estoy convencido de que el SVE ha sido para mí una rampa de lanzamiento para múltiples aspectos y ahora me estoy preguntando adónde me va a conducir, no lo sé y quizá sea mejor así. Quizá un día vuelva a vivir y trabajar en España, poco importa la crisis porque la hay por todos lados.

Creo que para mí lo importante es buscar un trabajo que me permita desarrollarme y compartir mis conocimientos y que la gente me respete como persona. Durante estos nueve meses en España ha sido así, por eso me gustaría quedarme. Sin embargo, sé que si me quedase, será una situación muy diferente de aquella que estoy viviendo ahora.

He aprendido una cosa más: generalmente a mí me gusta planificar las cosas, pero para ganar algo en esta vida es necesario arriesgar.

Dedico unas últimas palabras a las personas con discapacidad. Aunque sea difícil, lo reconozco, no dejéis de enviar vuestras candidaturas a organizaciones que trabajan con proyectos europeos si es lo que queréis hacer. Los proyectos y el alojamiento se pueden arreglar. El SVE es una experiencia única, podéis dar mucho, por un lado y desarrollaros aprendiendo mucho por otro. ¡No perdáis esa oportunidad, por lo menos intentadlo!

¡Saludos!

Emiliano

experiencias

martyn

martyn+kasia

Después de haber viajado a Japón representando al Reino Unido en un encuentro sobre discapacidad, nuestro querido ex-voluntario Martyn vuelve al blog para resumir lo que fue su experiencia en Avilés. ¡Esperamos verle pronto por aquí de nuevo!

My name is Martyn, I have been disabled since birth with a disability called Spinal Muscular Atro-phy and have never let that stop me. I grew up in Cambridge, UK, and was very included with my friends. I went on to gain a Master degree, learnt to drive an adapted car, live in London and run my own business.

Today I wanted to summarise my thoughts on living in Spain for 2 months. Since I have been back in the UK, I have found time (somehow besides randomly going on a training course in Turkey for a week, working for a company in Tenerife, meeting government ministers, and seeing my family) to reflect on this amazing experience.

It has been pointed out that I often overlook the magnitude of a challenge I have overcome. I gener-ally have an idea or a life dream, analyse the barri-ers in the way, set about finding solutions and work until I get there. This often involves thinking out of the box with disability related barriers, and pestering certain people to help. Spain was very much a ‘lifelong’ dream, with huge barriers and it took ages to make it possible.

The reason it is important to note the size of this trip isn’t for me to feel great about it, but to use this as a positive message to you guys. Everyone has life dreams, I do believe everything is possible, but it can take what feels like forever. You just have to give it a go and stick at it!

Going to Spain was not because of qualifications, it was not because I am rich (I’m self employed here), and it was not because of ‘who I knew’. I heard of the European Voluntary Service through a friend, did lots of research into the program, searched for many months for an accessible social project to apply for, contacted people who could help, waited, pestered a little, and wrapped things up once things fell in to place. After 18 months of pushing, I set off for Aviles in Spain with my needs supported, full accessibility and program funding behind me. By supported I mean with an electric bed, adapted shower, shower chair, funding for my Personal Care Assistants to travel to work with me in Spain, and a very understanding coordinator.

In Aviles, I was teaching, delivering talks, running my own radio show and learning Spanish. I lived with cool people in the hostel, the expeditions to the mountains were great, and of course I had a few drunk nights. So what did I take away from all of this?

On a personal level I struggled a little in the first week. The realisation that I was away from my home, in an unfamiliar place with a new language, and in some ways being all alone was hard.

To have got through this period and become very settled showed me an inbuilt strength I didn’t know I had. In general I gained new skills in training, great experience with youth work, a base understanding of the Spanish language, the memories of new places and lasting friendships.

To pick up on the friendships aspect I wanted to share the interesting elements of cultural diversity. I lived in a hostel with 5 other people. They were from Ireland, Germany, Greece, Croatia and Fin-land. I also became great friends with people in the organisation and friends from the local community too. I was very struck by how ‘english/british’ I am. Whether talking economics, politics, music, food or sport; we all brought a perspective that somehow fitted our countries stereotypes. On my pre-departure training beforehand in Leeds I learnt about gestures that could be ok in one country, but rude in another.

However, I hadn’t prepared for this feeling of difference in my own identity in comparison to others. Despite this sometimes isolating feeling, I managed to channel it positively. In the end I under-stood my own identity, that other people have different backgrounds (personally and as a country) that shape their views, and that difference in peo-ple is healthy and interesting.

I finally wanted to pick up on the access of Spain, and share my views of the general differences for disabled people there. Overall there are the same problems as using a wheelchair in the UK. If there are steps, weird attitudes or lack of process in or-ganisations; I am disabled. However with ramps, good attitude and training of staff; life is on easy street.

The access in Aviles was not great. Many bars and cafes had a step or two. When the weather was good, sitting outside was perfect. Unfortunately the weather in the region of Asturias is generally colder and wet this time of year. Therefore I was either carried by people (not great) or confined to a more accessible place.

Eventually, I was able to find enough accessible places to go to, but it just took a while to uncover such places. The transport was very good with ramps on most buses and trains. The issue was finding an accessible vehicle to go off the ‘beaten track’ sometimes.

The attitude of people in Aviles was amazing! The organisation I worked for had a ramp made for me, the local disability organisations helped me get accessible transport, and local people were always friendly. I could sense that disabled people were just starting to progress more towards independent living and societal inclusion.

In the end some things were better than the UK (certainly people willingness to jump in and help) and some things were worse (access to many buildings), but the overall fight for social change is the same. As individuals demand and gain inclu-sion to school, work and leisure; society in general will understand disability better.

I could go on forever about personal development and disability globally, but I shall sign off here. If you have any questions on EVS, travel, disability or anything else do you get in touch.

Finally, I want to thank Chris Fisher (Leonard Cheshire), Clair Brown (everything is possible), The British Council, and Vane Moreno (Europa Aqui) for making this all happen. Vane has been the best coordinator and now a lifelong friend.

 

experiencias

mis aventuras para volver a avilés

IMG_2669

¡Hola! Soy Giulia de nuevo para contaros otra experiencia que he vivido en estos días, esta vez relacionada con mi viaje de vuelta desde Italia. Tuve que volver algunos días a casa y habría podido quedarme allí para pasar las vacaciones con mi familia, pero decidí volver a Avilés y vivir una Semana Santa española.

Tenía mi vuelo reservado para el 16 de Abril, y viajaba hasta Santander.
Debería haber cogido el bus desde Santander hasta Oviedo, y luego el de Oviedo hasta Avilés. Pero cuando fui a reservar el billete, descubrí que no quedaban plazas libres. 

Así que pensé en utilizar una página de compartir coche. Siempre había escuchado hablar de eso, y me molaba la idea de viajar en coche, y sobre todo, de conocer a gente. Pero por otro lado, como viajaba sola, tenía un poco de miedo y nunca me había atrevido a intentarlo. Como esta vez no quedaba otra opción, me apunté. Iba a viajar con un chico que fue muy amable porque, dos días antes del viaje me envió un whatsup para avisarme de que tenía que cancelarlo.  Como yo no tenía internet, no lo pude ver, pero él, dándose cuenta de que yo no lo había leído, me llamó también a mi número italiano. No me lo esperaba, porque llamar a un móvil extranjero es bastante caro.

De todas formas, para volver, solo me quedaba la opción de viajar con
otra chica, pero iba a salir desde Santander a las 10 de la noche; es decir, que tendría que esperar seis horas en la estación de Santander, y luego llegar a Oviedo sobre medianoche.

Decidí empezar mi viaje desde Italia, y luego, una vez en Santander, la iba a llamar desde mi móvil español, esperando que todavía le quedaran plazas. Pero, en el avión, conocí a una familia que se iba de vacaciones a
León, porque una hija estaba de Erasmus allí. Ellos habían alquilado un coche, y me ofrecieron una plaza hasta León; llegué entonces a León a las 9 de la tarde, cogí el bus hasta Oviedo y luego me dio tiempo a coger el último bus desde Oviedo hasta Avilés.

Y, por fin, llegué, cansada pero muy feliz, a Avilés a las once y media
de la noche…