experiencias

ce faci?

Buna dimineata!! Ce faci? ¡¡Buenos días!! ¿Qué tal?

Aquí estamos otra vez, ahora sí, con más cosas para contaros sobre nuestro día a día en Slobozia. Llevamos un mes y medio trabajando dentro del Centro Penitenciario con un grupo de internos. Tenemos un grupo de trece chicos con edades comprendidas entre los veintitrés y veintiocho años. Ellos han sido elegidos por la psicóloga y por la trabajadora social teniendo en cuenta su nivel educativo para que la comunicación con nosotras sea mas fácil y efectiva. De todas formas, tenemos un ayudante de primera que habla muy bien español y nos ayuda a traducir.

Después de la primera toma de contacto mediante unas dinámicas de grupo con las que pudimos conocerles mejor, comenzamos a realizar las actividades acordadas con el equipo educativo. Entre ellas están las siguientes:

  • Proyecto sobre Instituciones Europeas, donde hemos visto la construcción de la Unión Europea y sus distintas instituciones. En este taller hemos dedicado también una sesión a hablar de la Corte Europea de Derechos Humanos. La forma de trabajo ha sido dinámica y activa, mediante juegos participativos en forma de juegos de mesa que nosotras mismas hemos diseñado.

  • Proyecto sobre Cultura Española, que hemos empezado apenas hace unos días con el objetivo de dar a conocer los últimos anos de la historia en España a petición de los usuarios. Para ello, hemos comenzado con el visionado de la película “Las 13 rosas”, con subtítulos en rumano. De este modo, también hemos empezado a dar clases de español.

  • Proyecto sobre Arte, que es en el que continuamos trabajando, debido a la celebración del Día de las Prisiones el próximo 28 de Junio en Bucarest, donde se reunirán en un mercado todas las prisiones de Rumania. Para ello estamos confeccionando broches, atrapasueños, pulseras, cuadernos, jarrones, portarretratos…

Por el momento todo va viento en popa, pues los usuarios están pidiendo pasar más tiempo con nosotras y hay otros usuarios que quieren venir a las actividades, tras haber oído de sus compañeros que es muy interesante.

Volveremos pronto para contaros mas cosinas.

Pa pa!!

Alba, Albita, Estefanía y Mirta

 

 

experiencias

charla en la ONCE

Giulia vuelve a nuestro blog, esta vez para contarnos sobre la charla en la que participó en la sede de la ONCE en Oviedo en Abril.

Desde que escuché por primera vez hablar del SVE, quería hacerlo y también que más jóvenes con discapacidad pudiesen disfrutar de esta oportunidad.

Por eso, me planteé que, una vez adquirido bastante conocimiento de Español, me gustaría hablar de mi experiencia a otros jóvenes con discapacidad visual. Creo que es importante tener a alguien que ya ha vivido la experiencia y que, con la mismas dificultades y se ha enfrentado a ellas para decidir hacer este paso.

El tiempo en Avilés pasó muy rápido; en el día a día de la ofi, entre un taller y otro, entre iniciativa e iniciativa … y esa idea quedó pendiente en mi cabeza.

Por fin, un día de marzo recibí una llamada de Hazal, una voluntaria de Turquia que estaba haciendo su SVE en el CMU, en Oviedo y que me preguntaba si podríamos dar una charla sobre SVE en la O.N.C.E. (Organización Nacional de Ciegos de España), para hablar de nuestras experiencias a jóvenes con discapacidad visual.

Y así, el 23 de Abril, fuimos Vane y yo a Oviedo. Había más o menos 15 personas con discapacidad; yo empecé a hablar de mi experiencia, contando las ganas que tenía de venir aquí, pero también algunos miedos sobre todo de carácter práctico (por  ejemplo, ¿como me iba a acostumbrar a ir sola con mi bastón en las calles de Avilés? ¿cómo iba a llegar desde mi casa hasta el lugar de mis tareas de voluntaria? Y muchos más…)

Conté entonces sobre la visita preliminar que tuvimos en Septiembre, antes de que mi proyecto empezara, y también más atrás, del contacto que tuve en Skype con Vane, donde hablamos juntas de lo que me hacía falta para poder ir a Avilés.

Yo hablé muy positivamente de mi experiencia, porque, es verdad, ¡no quiero volver a Italia ni nunca me arrepentí de haber elegido marcharme!

Les dije que tengo suerte porque tengo a muchas personas que me apoyan (como tutoría y también como supervisora de trabajo en la ofi), pero también que ellas saben cuándo puedo hacer un paso más, y que eso no es algo que se pueda lograr todo los días; un muy buen entrenamiento para la vida y para mejorar.

Además, como todos los voluntarios SVE que tuve la suerte de encontrar en las formaciones, tuve la oportunidad de tener muchos conocimientos sobre otras culturas, de aprender otro idioma, de trabajar en un ámbito en el que no tenía experiencia previa.

Espero entonces que les haya quitado algunos miedos; por lo menos, que alguien se anime a participar en un SVE o también en un intercambio más corto; o, a poder ser, que por lo menos tengan más curiosidad para profundizar en el tema.

Yo, si hace falta, aquí estoy y me pueden contactar para pedirme más informaciones o para enfrentarse con alguien que haya vivido esta experiencia.

Tengo algunos contactos de jóvenes que participaron en la charla, y ¡espero que puedan ser buenos puentes para otros jóvenes con discapacidad visual si se animaran a marcharse!