experiencias

sara

Hoy nos llegan noticias desde el Norte del Norte… Sara lleva en Finlandia ya desde Agosto y nos cuenta su proyecto de Servicio Voluntario Europeo…

1. ¿Por qué te decidiste a hacer el SVE? ¿Y por qué en ese país y/o con ese tema?

Me pareció una buena ocasión de hacer algo diferente, conocer un nuevo país y una nueva cultura. También es una buena oportunidad para conseguir experiencia en el extranjero trabajando de lo que me gusta y por supuesto, mejorar el inglés.

Escogí Finlandia porque su sistema educativo es uno de los mejores, y estaba convencida de que aquí aprendería mucho. Me interesé en este tema porque esta relacionado con lo que estudié y la experiencia que tengo es trabajando en éste ámbito.

2. ¿En qué organización estás realizando tu proyecto? ¿Cuáles son las actividades en las que colaboras?

Mí organización es el Centro de Rehabilitación de Vaalijala. Yo trabajo en el Rainbow School, es una escuela especial que ofrece educación para los niños con diferentes tipos de discapacidades, tanto mentales como físicas. En esta escuela hay 60 estudiantes aproximadamente agrupados en 8 grupos diferentes. Yo colaboro en uno de esos grupos con alumnos que tienen trastornos de conducta y autismo.

Mis funciones principales son ayudar a los alumnos en las actividades diarias de diferentes asignaturas como por ejemplo, matemáticas, biología o inglés. También preparo ideas para la clase de arte y manualidades. Además realizamos actividades fuera del colegio como patinaje, natación, equitación, etc., en las cuales yo colaboro.

3. ¿Qué es lo que más y menos te gusta de vivir allí? ¿Y lo que más te ha sorprendido? 

Lo que más me gusta de vivir aquí es la gente porque es muy agradable y también me gusta el paisaje con tantos bosques y lagos, aunque echo de menos alguna montaña.

Lo que menos me gusta es que se hace de noche muy temprano, ¡es de noche a las tres de la tarde! Y parece que no has aprovechado el día, y me encuentro más cansada. Otra cosa que quizá no me guste mucho es que la ciudad no es muy grande y no hay muchas actividades de ocio.

Me ha sorprendido muchas cosas pero sobre todo que hay máquinas de juego en casi todos los sitios (en supermercados, tiendas de segunda mano…) los horarios de las comidas y de las tiendas, la comida, y mientras esperas en la farmacia ¡puedes servirte café!

4. ¿Qué es lo que más echas de menos de aquí?

Además de mi familia, amigos, etc., también echo de menos la ciudad, ir con mis amigas a tomas un café, los días soleados y la comida.

5. ¿Qué planes tienes para cuando termines? ¿Te planteas quedarte a vivir allí? ¿Por qué/por qué no?

Todavía no lo sé seguro, ya que me queda bastante para terminar mi proyecto, pero me gustaría volver a la universidad.

Alguna vez si que me lo planteé porque me gustaría trabajar de profesora en este país, ya que en España la situación de trabajo no es muy buena.

6. ¿Algún descubrimiento cultural que hayas hecho allí y quieras compartir desde este blog? 

He aprendido y descubierto un montón de cosas ya que aquí es todo muy diferente pero quizás para mí el descubrimiento que más me llamo la atención es la sauna original de leña y cuando sales de la sauna ir corriendo a bañarse al lago.

Otra curiosidad es que aquí una vez al año las familias van a la iglesia con sus bebés y les cantan, hacen juegos… Es un día especial para ellos. Ese día se llama Mikkelinpäivä.

experiencias

aterrizaje complicado en crnomelj

Pero no he sufrido ningún daño… sólo estuve planeando más rato de lo normal buscando un bonito aeropuerto.

Hace un mes que llegué a estas verdes tierras que me acogieron como si estuviera en casa. Con el paso del tiempo las diferencias con Asturias se dejan ver… Eucaliptos no existen (o al menos todavía nos los he visto por aquí), y los pisos apenas se dejan ver… Tampoco el mar Cantábrico, ni ningún otro mar. Es curioso, la primera vez que fui al río Kolpa sentí el olor del mar, tanto que tuve que probar el agua (por supuesto que tenía que ser dulce pero me dejé engañar un rato por mi olfato).

Vivo en una casa hermosa, ahora con un compañero pero hasta hace dos días éramos cinco en la casa. Tenemos una buena relacion. Desde el primer día encontré un gran apoyo en unos ojos negros que ante mi desubicación sólo dijeron: “Estoy abajo, si necesitas algo llámame”. Pero no fueron los únicos… El ambiente entre los y las voluntarias es cercano, respetuoso, cariñoso… Resumiendo: FAMILIAR. La relación con otras personas me cuesta más debido a mi bajo nivel de inglés, pero en general tengo que decir que existe voluntad por entenderme… y por mi parte de explicarme.

En mi asociación el trabajo es bastante libre y aunque intento ponerme un horario de trabajo siempre llega alguien con algún plan y me lo desmonta todo. Aún así, ya me puse a escribir mi proyecto personal (lo desvelaré cuando esté escrito y aprobado por el coordinador). También fui varias veces con otras voluntarias a la escuela de educación especial, donde cocinamos, plantamos árboles, fuimos de excursión a Croacia, etc. Aquí envío una foto de una pulsera que me regaló una niña. Sí, por aquí también esta la moda de las pulseras de gomitas.

Echo de menos Asturias, claro. Creo que mi cabeza todavía sigue allí y todos los acontecimientos que están pasando los vivo con unas ganas terribles de estar acompañándolos, pero eso no me impide disfrutar de lo que estoy viviendo aquí. Si tuviera que haber escrito esto la primera semana no sabría que poner a parte de quiero VOLVERRRR, pero con el paso del tiempo entiendo bastante más y voy haciendo vida aquí. Es un pueblo pequeño pero la actividad cultural es abundante: conciertos, grupos de baile, cine, teatro, grupo de montaña…Y por supuesto, yo me apunto a todo.

Os iré contando todas las aventuras que pasen y me pasen por Crnomelj.

Ana Gijón, SVE en la entidad RIC Bela Krajina (Crnomelj, Eslovenia)