experiencias

formación a la llegada en Cantabria

Nuestra voluntaria de Dinamarca, Rebecca, nos hace la crónica de lo que fue el seminario de formación a la llegada para voluntarios/as SVE en el que participó junto a nuestra voluntaria de Países Bajos, Rianne. Parece que fue ayer cuando llegaron y ya llevan en Avilés casi dos meses…

¡Hola a todo el mundo! El día 29 de febrero Rianne y yo fuimos a la formación a la llegada de nuestro proyecto SVE (Servicio Voluntario Europeo). Fue en Cantabria, en un pueblo que se llama Corconte y tiene un bar, un albergue y 48 habitantes, pero es un pueblo precioso. En el curso éramos 22 voluntarios/as de diferentes partes del norte de España y de muchos países diferentes. Yo tuve suerte porque había otras dos chicas danesas, así que pude hablar mi idioma otra vez. Fue muy interesante y divertido hablar con los/as otros/as voluntarios/as de sus proyectos y comparar nuestras situaciones. Por el día teníamos clases de español y talleres sobre muchas cosas conectadas con ser voluntario/a y SVE como aprender a aprender, intercambios culturales e información sobre el seguro y cosas legales del voluntariado. Hemos aprendido mucho y también hemos recibido muchas herramientas para reflexionar sobre nuestro propio aprendizaje. Un día fuimos todo el grupo a Santander para conocer la ciudad y jugar un juego tipo gymkhana.

Santander es una ciudad muy bonita y queremos volver en verano con otros/as voluntarios/as para disfrutar de la ciudad y su belleza. Por las noches jugábamos a juegos de mesa, vimos bailes y música típica de Cantabria y la última noche hicimos una fiesta. Pasé mucho frío y también nevó, entonces al final hicimos un muñeco de nieve muy grande. En resumen, lo más importante y la razón de nuestra estancia allí fue conocer a otra gente aquí en España y son muy amables y simpáticos/as todos/as. En Semana Santa Rianne se va a Madrid con otros/as voluntarios/as, en unas semanas una voluntaria danesa que está en Cantabria va a visitarnos y creo que en el futuro veremos a todos de nuevo. Una cosa más fue volver a Avilés y sentirme como volviendo a casa. Porque en la formación de la llegada hemos entendido que tenemos mucha suerte con nuestro proyecto, la ciudad de Avilés y con la gente de aquí! ¡Gracias a todos/as de nuestra parte!

Rebecca Fink Joensen

experiencias

bailando en Sofia

20160315-IMG_0724x

Os presentamos a Esther, Borja y Llara, las tres personas seleccionadas para participar en el proyecto de Servicio Voluntario Europeo “Street dance festival calling volunteers”, que tendrá lugar en Sofia durante el mes de abril. El proyecto, organizado por la entidad búlgara Open Space Foundation, reunirá a jóvenes de toda Europa que durante ese mes cooperarán en la organización del festival y tendrá la oportunidad de vivir una experiencia intercultural única.

¡Hola! Mi nombre es Llara, tengo 23 años y soy una de las participantes del próximo SVE en la capital de Bulgaria, Sofía. Nos pasaremos allí un mes en el que esperamos colaborar y ayudar todo lo que podamos, así como crecer personalmente. Será una gran experiencia.

Y yo soy Borja, prefiero no dar ninguna pista sobre mi sexo pero si os diré que tengo 22 años. Estoy muy emocionad… por la aventura que viviré junto con mis compañeras y demás participantes provenientes de diversas partes de Europa. Soy un… joven pizpiret… y un… enamorad… de la carne de alce, aunque mi comida favorita sigan siendo los chapulines con chilito en polvo y limón. Para terminar os diré que soy un… aficionad… a las carreras de caracoles y a la cocina babilónica de miniaturización clásica. Un abrazo.

Por último es mi turno, la más mayor que no vieja de los tres participantes. Mi nombre es Esther y tengo 27 años. Miedo y curiosidad son las sensaciones que se entremezclan en mí ahora mismo. Jovial, alegre, participativa y con muchas ganas de descubrir el proyecto que nos espera. ¡Os escribiré a la vuelta!

experiencias

unlimited kwidzyn

20160219-IMG_06721

Jeni ya está en Kwidzyn, esa ciudad polaca de nombre impronunciable, para participar en  un proyecto de Servicio Voluntario Europeo en una guardería. Antes de irse ya ha estado haciendo sus pinitos con el idioma polaco y con su formación en Educación Infantil, su experiencia en el mundo asociativo y el entusiasmo que pone en todo lo que hace, no tenemos ninguna duda de que va a estar en su salsa. Pronto la tendremos por el blog contándonos su experiencia en primera persona.