Cuando vine a España en noviembre, no hablada nada en español. Podía decir «hola» y «gracias». Una vez, Fabio, mi tutor, me dijo que era muy valiente ir a otro País y hacer un voluntariado sin hablar el idioma.

En enero empecé las clases con mi profesora de español Sara. Al principio tenía clase de español a la semana y la duración era de una hora y media. Desde cuando surgió la cuestión de la cuarentena, empezamos con las clases en línea a través de Skype. La duración ahora es media hora.

Me encanta mis clases con Sara. Estoy aprendiendo mucho Afortunadamente sé inglés bien. Cuando tenía 10 años comencé a aprender inglés en la escuela. esto me ayuda mucho porque Sara solo puede explicar las cosas en inglés, es italiana. Pero el inglés no es mi legua materna, entonces a veces tenemos que traducir palabras al alemán para que entienda mejor.

aprender un nuevo idioma es un reto y no siempre es divertido, pero merece la pena.