Esta vez le ha tocado a Wojtek, nuestro voluntario de Polonia, presentar su país a la gente del CAI Rey Pelayo, que llevaban todo el mes preparándose para la ocasión. Lo que no se esperaban es que Wojtek les haría cantar en polaco. Y así fue, acabamos todos/as haciendo karaoke de lo que sería algo así como el equivalente de Paquito el chocolatero en las bodas polacas. No puede ser casualidad que, al fin y al cabo, la música del Asturias patria querida venga de Polonia.