Picnic intercultural en El Bosque Comestible

Picnic intercultural en El Bosque Comestible

Cuando diferentes culturas se encuentran un día en el aire libre esto es lo que sale: una increíble mezcla de idiomas, compartir y probar la comida, los bailes y la música de todo el mundo! Esto es lo que pasó el sábado en el Bosque Comestible, una area de encuentro con otros seres humanos y con la naturaleza. En colaboración con la asociación Accem y el centro de menores, hemos hecho un día de intercambio y fiesta en la naturaleza. A partir de un tandem lingüístico aprendimos a presentarnos en otros idiomas, hablamos de los platos más típicos de cada país, las fiestas tradicionales y las plantas! Fue un día de encuentro y compartir, que puede ser el principio de un camino más grande sobre el intercambio cultural.

El espacio del Bosque Comestible está abierto para todas las personas y todas las ideas. La naturaleza cuida de los humanos y los humanos cuidan de la naturaleza. Quedamos en El Bosque el sábado 22 de junio para preparar el espacio para siguientes actividades.

Nos vemos en el prao!

 

Intercambio Juvenil quitando nuestras mascaras

Lo que empezó con una posibilidad de viaje para una persona, se convirtió en un viaje para dos amigas que han vivido una gran experiencia que no van a olvidar. No solo por un viaje a otro país muy distinto en el que vivimos, España, sino por la gente maravillosa que hemos encontrado procedente de otros países (Holanda, Italia y Estonia).
Empecemos por los emociones y nervios del viaje, emocionadas por ir a un país nuevo, conocer gente y culturas nuevas y nervios porque sabíamos que nuestro nivel de inglés es muy malo, pero ese último sentimiento se fue mitigando gracias al apoyo de nuestros líderes, María y Chema, que pacientemente nos iban traduciendo las dudas de las actividades y se desvanecieron una vez fuimos cogiendo confianza con el resto de los participantes. La necesidad de quererse conocer unos a otros y compartir nuestras vivencias te hacia esforzarte al máximo y te olvidabas de cualquier error que se cometiera al hablar porque entre todos hacíamos lo imposible por entendernos. Estamos muy agradecidas de lo que aprendimos de todos y cada uno ellos, fuimos personas muy diversas con nuestras propias dificultades, fuera por una discapacidad o lo cómo nos trató la vida. Fue un corto plazo de tiempo pero aun así pudimos despegarnos de esa máscara que siempre llevamos con nosotros y abrirnos tal cual somos.

En cuanto al lugar y la comida, no hay ninguna queja (quitando la cantidad de mosquitos devoradores, gastamos el bote entero de repelente). Estonia es un país muy bonito, rural y tradicional incluso en las ciudades y donde no encuentras ni una sola autopista. Y qué decir de Riga (Letonia) que nos ha robado un trocito de nuestro corazón (hay muchísimas ganas de volver allí). De la gastronomía vamos ha echar mucho de menos su pan y el sirope para el agua, pero en general la comida fue deliciosa, aunque el cambio de horarios costó un poquito adaptarse (es natural cuando uno está acostumbrado a comer a las 15:00 y cenar a las 22/23:00 y tienes que comer a la 13:00 y cenar a las 20:00, pero no se pasó hambre).
En resumen, ha sido una experiencia para repetir. ¡Os animamos a probar!

 

Voluntarias en El Patio

Las nuevas voluntarias llegaron a Avilés ya hace tres semanas, aquí podéis leer un poco más sobre ellas!

ANNA:

Hola,

me llamo Anna, vengo da Padua (Italia) y soy una de las nuevas voluntarias de Europa Aquí. Esta es mi cuarta semana en Avilés y voy estar aquí por dos meses más (teóricamente, pero parece que todos los voluntarios se quedan aquí al final! Veremos…). Durante este periodo voy a trabajar en el Grupo de participación, un proyecto juvenil del Patio, y también estaré activa en otras iniciativas. Este grupo, como muchos otros proyectos del Patio, tiene el objetivo de involucrar a los y las jóvenes en una participación activa, trabajando en equipo sobre diferentes temáticas. Me gustan mucho las posibilidades que tiene este proyecto y probablemente me dará más de lo que yo le daré! Y bueno, qué decir sobre la ciudad… me estoy enamorando! Avilés es un pequeño tesoro: una multitud de preciosos detalles. Soy muy feliz de estar aquí, he encontrado personas increíbles y una acogida perfecta. No puedo esperar a ver cómo van a ser las próximas semanas!

JOLA:

El Patio, Avilés, 20.05.2019

15.º día del proyecto

Estoy aquí, las personas de aquí ya se han dado cuenta que soy extranjera. Me cuidan bien. Aunque hablo su idioma, a veces me preguntan muy despacio y alto: ¿ME-EN-TIEN-DES? Ya entiendo bastante, pero estoy aquí para aprender, no solo el idioma, sino también de la vida. El proceso de aprendizaje es muy complejo, nunca se puede aprender solo una cosa, siempre cuando descubres uns cosa, descubres un mundo nuevo.
Algunas cosas que aprendí estas semanas:
– pienso no es solo la acción de pensar de la 1.º persona singular, ejemplo: El 92% de la soja importada se  dedica a los piensos industriales, no a la leche de soja.
– lxs niñxs son interesantes, bonitxs y comprensivxs
– para que la gente te entienda, hay que explicarse bien y escuchar a lxs demás

Llegué aquí como Jola, una persona con algunos objetivos profesionales (ser hortelana en El Bosque Comestible, aunque nunca lo pensé que con 25 años será hortelana), sociales (encontrar una pareja española, no?), con algunos miedos también (a ver como se me da trabajar con la gente, siendo una polaca cariñosa, amable y bastante habladora me encontre aquí en España una persona, hmm… tranquila). A ver que pasa conmigo durante estos ocho meses del proyecto, intentaré compartir un poco con vosotrxs aquí!
Besos

Green Europe nuestra experiencia

Green Europe nuestra experiencia

El grupo de jóvenes que está participando en el intercambio internacional «Green Europe» en Burdeos, Francia, nos cuenta como está siendo su experiencia.

Estamos en un intercambio en Burdeos, Francia. En este intercambio un día normal empieza a las 8 que nos despertamos para desayunar, hacemos algún juego y luego hay talleres de construcción con plástico cogido en la playa, teatro, música y fotografía. A las 12.30 comemos y luego vamos a un festival que hay actividades. Ayer fuimos a un taller de boxeo, algunos fueron a hacerse masajes, graffitis, construcción de instrumentos, etc…

El día 16 fuimos a visitar Burdeos. Es impresionante y enorme. Fuimos en tren, luego fuimos a un lugar cultural llamado Darwing y donde hicimos una visita. Después cogimos un bus hasta un parque donde comimos,al acabar fuimos a dar una vuelta, sacar fotos y por último tomamos algo para celebrar el cumple de Zulema ( nuestra monitora).

En este intercambio participan 6 paises: España, Francia, Italia, Rumanía, Alemania y Polonia.

¡Lo estamos pasando muy bien! Ya contaremos más a la vuelta.

 

 

Cerrando una etapa

Cerrando una etapa

Dober dan! Kako si?

Os escribo por última vez desde Eslovenia, me ha salido un trabajo y me vuelvo un poco antes de lo esperado. La experiencia ha resultado muy positiva, he conocido mucha gente nueva y, sobretoo, he vivido una buena experiencia fuera de mi zona confort. Mis últimos días aquí están siendo bastante tranquilos, me queda dar la última lección de español, últimos brainstormings y cosas así. La verdad que por un lado tengo ganas de volver a España pero por otro me da algo de pena marcharme, pero supongo que esto es normal. Si tengo que quedarme con una sola cosa del país me quedo con sus paisajes Os adjunto una foto de alguno (sin filtro de instagram ) para que os hagáis una idea.

Pues nada, ¡nos vemos pronto! Nasvidenje!

Mi experiencia de voluntariado en Bélgica

Mi experiencia de voluntariado en Bélgica

¡Coucou! 

Me paso por aquí para poner final a mi experiencia de EVS.  Han sido 12 meses en Bélgica geniales, de experiencias increíbles que espero que se queden mucho tiempo en mi memoria. 

En mi proyecto tenía que ayudar en una asociación cuyo cometido principal era fomentar la inclusión de las personas con diversidad funcional en diferentes entornos de trabajo, de manera individual o todos como grupo. Aunque también he hecho muchas cosas más durante este año, como concienciarme más con nuestro planeta e ir familiarizándome con el término “Cero desecho”, también he tenido la oportunidad de hacer un pequeño voluntariado ayudando a pintar un centro destinado a personas refugiadas y he impartido un pequeño cursillo en español para niños, entre otras muchas cosas.

He tenido la suerte de contar con asociación de envío y de acogida GENIALES, he conocido a gente extraordinaria, he viajado a sitios de Europa que hace 1 año ni me hubiese imaginado (y me han enamorado  todos un poquito), me he reído muchísimo y también me he frustrado otro tanto (primera vez viviendo sola, lengua extranjera que no dominaba ni en un 5%…). 

En mi caso, era la primera vez que salía de España por un periodo tan largo y echando la vista atrás me sorprende todo lo que he cambiado a nivel personal, cosas que para mí antes eran básicas y muy obvias ahora ya no lo son tanto. Sin duda alguna este año ha sido mucho mejor de lo que me esperaba, aunque al final no haya hecho muchas cosas de las que me había propuesto, si hice otras tantas inexperadas y que me han servido para aprender mucho más y crecer personalmente.

Siento que esta es una experiencia que todo el que tenga ganas de viajar y cambiar de aires durante una temporada debería de hacer. Si os lo estáis planteando no lo dudéis ni dos segundos más, ¡arriesgaros! Os aseguro que valdrá la pena.