Corta historia de Bulgaria

Está es una historia de que pasa cuando no tienes nada que hacer en todo el verano, mientras intentas pasar el tiempo en redes sociales, entras a instagram y ves un publicación del Patio que habla sobre un voluntariado arqueológico en Bulgaria,se lo cuentas a tus
padres al momento, y tu madre, a pesar de no querer que estés tanto tiempo fuera de casa, te anima a irte, y tu padre afirma que no vas a perder nada, solo ganar un montón de experiencias nuevas. De esta manera decides irte, y así acabas un 22 de julio subiendote a un bus y más tarde a un avión con destino a Bulgaria, llegas a Sofía y conoces a todos los demás voluntarios, dándote cuenta que como siempre, que no debemos jugar a un libro por su portada. Acabas compartiendo piso con dos españolas y una italiana, hablando todo el rato una mezcla de inglés y español, y conociendo a 17 personas de 6 países diferentes y conviviendo día a día
con ellas.
Así es como aprendes a vivir sola, y a valerte por ti misma, a hacer cosas que antes odiabas, (como cocinar), a trabajar en un campo que no nunca imaginaste (haciendo fotos en una excavación arqueológica), a viajar todas las semanas, conociendo diferentes
ciudades búlgaras y diferentes países (como Rumanía y Turquía) y sobretodo a aprender un montón de cosas diferentes. Después de un mes aquí tendrás tantos recuerdos acumulados que no sabrás por dónde empezar a contar esta experiencia, pero sea lo que sea, verás todo como un recuerdo bonito, como cuando os perdisteis por Sofía con maletas de 20kg, o vivir a 30 grados diarios, o trabajar en una excavación arqueológica (la cual nunca te habías preguntado cómo funcionaba), o que la mayoría de personas en el pueblo no te entiendas en inglés y te comuniques diciendo merci y ciao, o ponerte mala el día de tu cumpleanos… pero a pesar de todo, será el tiempo en el que más te has reído, todos y cada uno de los días y que más has aprendido, tanto sobre los demás, como sobre ti misma.
Y que a pesar de estar a 3500 km de casa y no poder ver a tu familia y a tus amigos, vas a encontrarte con gente maravillosa con la que te reirás y aprenderás diariamente, contando este mes y medio como la mejor experiencia de tu vida.
Intercambio Portugal 2019

Intercambio Portugal 2019

El día 14 de Julio, gracias al Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Avilés, 8 jóvenes han tenido la oportunidad de participar en un intercambio intercultural en Vizela, Portugal. Este proyecto, incluido dentro del programa «Erasmus+» de la Comisión Europa, tiene como finalidad apoyar a la educación, formación, juventud y deporte en Europa.
En este proyecto, participaron jóvenes procedentes de Portugal, Alemania y Irlanda, siendo un total de 40 personas (32 jóvenes de entre 16 y 25 años + 8 monitores) y desarrollaron diversas actividades.
Entre las más destacadas, se encuentra el Eco Challenge, una yincana con objetivo medioambientales en que los participantes del intercambio tuvieron que correr, sudar y mojarse para poder terminarla.
Rainbow Activism Camp

Rainbow Activism Camp

Hoy es el último día de la Rainbow School Activism, un intercambio juvenil que se ha desarrollado en Eslovaquia con jóvenes de Bélgica, Bulgaria, Italia, República Checa, Polonia y España.
Durante estos nueve días hemos trabajado sobre activismo LGBT+, reflexionado sobre qué significa para nosotras ser activistas y cómo vivimos nuestra realidad como personas pertenecientes al colectivo. Además de esto, hemos tenido la oportunidad de conocer las realidades que existen en los diferentes países, así como conocer las organizaciones que trabajan en cada uno y de qué manera podemos colaborar en el futuro.
Han sido nueve días muy intensos con muchos aprendizajes y experiencias, viendo cómo podemos llevar lo aprendido a nuestra ciudad y a nuestras asociaciones. Comprobamos que cada persona era una vivencia, una realidad.
Aprendimos cómo mejorar nuestra organización, cómo cuidar a las personas que forman parte de ella, los procesos y a soñar cómo queremos que sea nuestra ciudad para las personas LGBT+. También descubrimos realidades que no conocíamos, identidades diversas con las cuales no estábamos muy familiarizadas pero que necesitamos tener presente.
Hemos tenido la suerte de poder participar en la organización del intercambio siendo la segunda parte abierta a la creación de los talleres para compartir nuestros propios conocimientos con los del resto. El grupo asturiano hemos coorganizado en varios talleres: Interseccionalidad dentro del colectivo, Teoría Queer, Juegos y dinámicas para trabajar con grupos, El colectivo LGBT dentro de la religión, Como acoger nuevas personas en nuestros grupos y asociaciones.
Nos llevamos aprendizajes, recuerdos, personas maravillosas y mucha energía para seguir fomentando el activismo LGBT en Avilés. ¡¡PREPÁRATE AVILÉS QUE ESTAMOS VOLVIENDO!!
Blossom in the dust: A Doomsday Experience

Blossom in the dust: A Doomsday Experience

Liebe Leute,
¿Alles gut? Yo estoy muy bien, en mi recta final del voluntariado. ¿Quién lo iba a decir, verdad? Parece que fuese ayer cuando estaba haciendo la maleta gigantesca para venirme a Berlín y ahora… Unos días y se acaba… Pero bueno, no nos vamos a poner tristes de la vida y vamos a disfrutar las ultimas semanas ahora que el calor ha llegado aquí (31º para morir).
Hoy vengo a contaros sobre una experiencia que no forma parte de mi trabajo en mi oficina peeeero que ha sido una parte esencial de mi experiencia de voluntariado.
El pasado 16 de Junio he formado parte de una experiencia de teatro immersivo en Berlin!  Sí sí, como lo lees. He sido uno de los performers en una pequeña producción que ha tenido lugar durante 48h Neukölln (un evento artístico en el que todo el barrio de Neukölln se llena de arte durante 48 horas).
«Blossom in the dust: A Doomsday Experience» (Florecer en el polvo: una experiencia apocalíptica), creada por la compañía teatral ROUGH TRIANGLE, es una experiencia teatral inmersiva donde los espectadores pasan a ser parte activa de la trama participando en los debates, realizando diferentes juegos y tomando decisiones.
Cuando el fin del mundo se está acercando, un grupo de personas consiguen crear un bunker el cual puede proveer de los recursos suficientes a un número limitado de personas. Este reducido número de personas deberá pasar diferentes pruebas para demostrar que serán capaces de sobrevivir en colectividad una vez hayan pasado a nuestro bunker.
¿Por qué me decido a contar esto como mi experiencia en mi voluntariado? Porque irse un año fuera no significa solo que estarás trabajando en un lugar distinto, es que crearas nuevas relaciones y amistades que te llevarán a hacer actividades que nunca hubieses pensado o que has hecho en el pasado pero habías olvidado. Para mi, haber tenido la oportunidad de encarnar a Twig, ese pequeño personaje tonto que jugaba entre los espectadores y les intentaba hacer reír me ha hecho recordar lo feliz que yo era cuando hacía teatro, lo que realmente me importaba que había dejado un poco de lado. ¿Quién sabe a donde me puede llevar esta esperiencia? Por ahora, me voy a hacer la maleta que en unos días me vuelvo a casa… Pero de vacaciones.
¡Un abrazo a todas!
Formación a la llegada

Formación a la llegada

Ojalá hubiera durado más!

Una semana increíble en un verdadero castillo medieval de Toledo (piscina incluida, pero no medieval) con gente genial y muchísimo sol (no podéis imaginar cuánto lo echaba de menos).

Hay que decir que al comienzo no tenía grandes expectativas, sólo un poco de ganas de viajar, pero al final… Es que a veces cuando uno parte ya quiere volver pero cuando llega el momento de volver… bueno, lo sabéis. 

Resumiendo : actividades interesantes, piscina y fiesta todos los días sólo representan una pequeña parte de una semana que no olvidaré aunque viviera cien años, las personas que he conocido han sido lo más importante.

Y la comida, sin duda!

Picnic intercultural en El Bosque Comestible

Picnic intercultural en El Bosque Comestible

Cuando diferentes culturas se encuentran un día en el aire libre esto es lo que sale: una increíble mezcla de idiomas, compartir y probar la comida, los bailes y la música de todo el mundo! Esto es lo que pasó el sábado en el Bosque Comestible, una area de encuentro con otros seres humanos y con la naturaleza. En colaboración con la asociación Accem y el centro de menores, hemos hecho un día de intercambio y fiesta en la naturaleza. A partir de un tandem lingüístico aprendimos a presentarnos en otros idiomas, hablamos de los platos más típicos de cada país, las fiestas tradicionales y las plantas! Fue un día de encuentro y compartir, que puede ser el principio de un camino más grande sobre el intercambio cultural.

El espacio del Bosque Comestible está abierto para todas las personas y todas las ideas. La naturaleza cuida de los humanos y los humanos cuidan de la naturaleza. Quedamos en El Bosque el sábado 22 de junio para preparar el espacio para siguientes actividades.

Nos vemos en el prao!