10 cosas que aprendí durante la cuarentena

10 cosas que aprendí durante la cuarentena

Durante la cuarentena, tuve que adaptarme a varios cambios y, por eso, modificar mis maneras de vivir, de comunicar y de trabajar. Esta nueva situación me permitió descubrir cosas que nunca había hecho o visto antes, y ha sido una fuente de aprendizaje enorme. Claro, no siempre era fácil vivir y trabajar en este contexto, pero después de todas estas semanas, me parece posible ahora hacer una evaluación de esta experiencia y analizar de manera concreta lo que aprendí y descubrí. Aquí está una lista de 10 cosas que aprendí para ilustrar este proceso único en mi vida:

  1. Utilizar las nuevas tecnologías como herramientas de apoyo a las relaciones sociales
  2. Gestionar el tiempo de manera eficiente para cumplir objetivos concretos cada día o semana
  3. Entender e intentar de gestionar mis emociones
  4. Resolver conflictos o dificultades utilizando la comunicación no violenta y la escucha activa (¡pero no todo el tiempo!)
  5. Disfrutar de las cosas pequeñas de la vida cotidiana y apreciar su valor
  6. Organizar momentos sola y estar contenta de sentirme independiente
  7. Dejar a las personas cuidarme cuando necesito apoyo y pedir ayuda
  8. Coser (¡Gracias Jola!)
  9. Cocinar algunas recetas vegetarianas (¡Gracias Jola de nuevo!)
  10. Leer el mapa de Europa correctamente para descubrir que San Marino es un país…

Para concluir, quiero añadir que escribir este artículo me permitió reflexionar sobre mi aprendizaje y, entonces, me ayudó a concretizar y entender mejor el proceso más general del Youthpass. Es algo nuevo para mí, pero que me parece muy importante para mi desarrollo personal. Estoy segura de que voy a añadir muchas nuevas cosas a esta lista en los meses que vienen, porque el voluntariado es una experiencia de aprendizaje continuo muy enriquecedora.

Adeline Laporte

Abril En Cuarentena

Abril En Cuarentena

Abril en cuarentena, Otro mes retenido por el Sr. Corona. Nos hemos acostumbrado a la casa y a la situación en la que vivimos.A pesar de todo esto, sigo desarrollándome cada día. Estoy realmente agradecido por la cuarentena, porque contiene un tiempo muy valioso. EStoy aprovechando mi tiempo en todo lo que es beneficioso para mí y para mi futuro. Tengo tiempo para pensar en mi mismo otra vez, mirando al mundo de nuevo de una manera diferente que antes. Estoy muy contento con mis actividades diarias como parte de mi proyecto transit. Durante este periodo nos estamos preparando para cuando dejemos la cuarentena. Estamos preparando las actividades apropiadas para los jóvenes con los que trabajamos.

Continúo aprendiendo el idioma español, así que me esfuerzo por aprender rápidamente. Para ello leo algunos libros e historias o escucho música en español, e intento traducirlas para recordarlas mejor. Además estoy haciendo un dossier de prensa de todo lo relacionado con el virus Corona, lo que me hace estar muy cerca de las noticias diarias en español y esto es muy hermoso.

Aunque no me gustó esta tarea la primera vez luego descubrí que es otra manera para lograr mejorar el español. Una vez más, a pesar de mi entusiasmo por salir y ver a mis amigos del trabajo y del fútbol, aprovecho mi tiempo para mejorar mis habilidades , para reorganizarme y prepararme para lo que viene después del Sr Corona. Me gusta vivir y aprovechar el momento porque el futuro está en las manos de dios.
Otra nota sobre Lo-Que-No-Debe-Ser-Nombrado

Otra nota sobre Lo-Que-No-Debe-Ser-Nombrado

Recuerdo que en mi evaluación intermedia me preguntaron como quiero que se acabe mi proyecto de voluntariado contesté que no quiero que se acabe. Y, como en el cuento, mi deseo se hizo realidad – pero, como en el cuento, las condiciones son muy distintas de lo que esperaba. Me quedo en el Patio algunas semanas más porque lo quise, pero también porque no tango opción para irme.

Para finales de abril tuve programada una nota de despedida, pero ahora no es posible escribir ni hablar de lo que nos apetece, solo hay un tema que se puede mencionar, hay que olvidar todo lo demás. No voy a decir cual es el tema. Es un acertijo para las lectoras del futuro.

Me imagino que la mayoría de las lectoras de este blog sois la personas del Patio o las futuras voluntarias que estáis pensando si solicitar el proyecto aquí. Lo que quiero decir es que el Patio es el mejor sitio en el mundo, habitualmente y también durante Lo-Que-No-Debe-Ser-Nombrado. Muchas gracias para todas las personas que están alrededor mía, mis compañeras del piso y de teletrabajo, y todas estas animadas para hacer cosas en los tiempos que no lo favorecen.  Gracias por la energía, sonrisas, paciencia, por compartir momentos malos, los buenos y los no definidos, por acordar y entender que cada una tiene necesita su tiempo y tiene sus maneras de gestionar Lo-Que-No-Se-Puede-Mencionar y toda la vida.

¡Y muchas gracias a ti, terraza, por darme fuerza!

CES y pandemia

CES y pandemia

Ahora estamos viviendo momentos realmente locos. Todo el asunto de covid-19 es una pesadilla larga y grande.Soy voluntario del patio. Hasta agosto, estoy aquí en España y me gustaría explorar más el hermoso paisaje de Asturias, pero no puedo por culpa del maldito covid-19 y además se han cancelado todos los eventos. Es una pena, me encantaría verlos, experimentar y conocer más la cultura asturiana.Ahora estamos en la semana numero – estoy cansado de contar – de cuarentena. Me acostumbré a esta situación e intento que todos los días sean iguales. Levántate, haz algo y vuelte a la cama.

Adelinde y yo comenzamos un desafío en Instagram. Se supone que debemos subir una foto todos los días. La regla es que la foto debería haberse tomado el mismo día que la subiste y podría ser cualquier cosa. También creamos un hashtag #defifreunde. Estás invitado a seguir nuestro desafío.

Realmente espero que esto termine pronto. para que todos podamos salir, quedar con nuestros amigos, ir a un restaurante o lo que sea … Y poder hacer un nuevo video de timelapse explorando los hermosos alrededores de Asturias.

Cómo mi proyecto de voluntariado se adaptó a la cuarentena

Cómo mi proyecto de voluntariado se adaptó a la cuarentena

Antes de la cuarentena, mi proyecto estaba basado en trabajo en la oficina todas las mañanas y actividades con los grupos de jóvenes del Patio casi todas las tardes. Trabajaba sobre algunos juegos, buscaba ideas sobre las temáticas tal como el bullying o la comunicación a través de las redes sociales, y diseñaba visuales y herramientas de comunicación sobre el voluntariado para Europa Aquí.

Con la cuarentena, tuvimos que adaptar mis tareas. En efecto, ya no era posible organizar las actividades semanales y ver a los jóvenes. Entonces, decidimos adaptar mis tareas para hacerlas desde casa, principalmente online.

Ahora sigo con las misiones de comunicación para Europa Aquí, creando videos tutoriales sobre el portal del Cuerpo europeo de solidaridad, diseñando un folleto sobre los intercambios juveniles y publicando algunos carteles para anunciar y presentar las actividades del mes.

Pero una nueva dimensión se ha añadido a mi proyecto: los videos en directo en Facebook e Instagram. Nunca había hecho una actividad en directo y, gracias a esta situación excepcional, tuve la oportunidad de hacerlo varias veces con mi compañera Jola, sobre el tema del voluntariado europeo. Me gustaron mucho estas actividades porque podía compartir estos momentos con ella pero también con la gente que estaba viendo estos videos y enviando comentarios de apoyo. Así descubrí una nueva forma de comunicación y de conexión social a pesar de la distancia.

¡Gracias por compartir estos momentos conmigo, tengo muchas ganas de veros de nuevo!

Adeline Laporte

Durante la cuarentena y después, compartir momentos y actividades para conocernos mejor

Durante la cuarentena y después, compartir momentos y actividades para conocernos mejor

A veces, es muy complicado conocer a nuevas personas, particularmente cuando se trata de un ámbito multicultural. En general, el primer contacto es bastante sencillo, porque es casi obligatorio y que todo el mundo quiere romper el hielo para sentirse bien. Pero lo más difícil es salir de este inicio un poco superficial para conocer realmente a las personas y empezar relaciones verdaderas.

Durante la cuarentena, me di cuenta de la importancia de planificar tareas, actividades y momentos juntxs para construir una esfera de confianza y relaciones interpersonales más fuertes y auténticas. Se trató por ejemplo de cocinar juntxs algunos brownies, hummus, pizzas o “parrillada” adentro utilizando el horno. Se añadieron algunos momentos de fiesta con música para bailar, reír y relajarnos. Después de este primer paso de descubrimiento, empezamos pensar en juegos en los cuales podíamos contestar a preguntas sobre nuestra vida o nuestras opiniones, utilizando dados con imágenes o cuestionarios que habíamos encontrado en el internet. Empezamos también a planificar almuerzos y cenas comunes todos los días, a las 13:30 y a las 20:30. A veces compartimos algunos desayunos cuando nuestros ritmos de vida coincidían. Por fin, tuvé la oportunidad y la suerte de poder trabajar, estudiar, aprender a coser o tomar el sol en la terraza en buena compañía, lo que me permitió sentirme apoyada, además de luchar contra la soledad que aparece rápidamente en situaciones de aislamiento.

Gracias a estos momentos, hemos aprendido muchísimas cosas sobre las personas con las cuales vivimos, tanto como sobre nosotrxs mismxs. Nuestras diferencias, que parecían enormes antes, casi ya no son visibles, porque hemos aprendido a vivir con ellas tras conocerlas y entenderlas. Ahora, solo miramos nuestras similitudes y las cosas que nos permiten completarnos y aprender para madurar.

Adeline Laporte