Una semana para empezar a cambiar el mundo

Una semana para empezar a cambiar el mundo

One worldone home, one hope, one goal,          
One shipone wishone wayone show,
One bodyone dance, one dreamone chance,
One deephot romance, one superficial trance,
One pulse, one spot, one moveone shot.
Oh my godOne Mother is all we‘ve got!                                                                                                                                                   
Os quiero contar una aventura que empezó en julio, dos días antes de Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, es el día del año en el cual el consumo de recursos naturales por parte de los seres humanos (nuestra, mía, tuya, de los vecinos y de la gente de otro lado del mundo) excede la capacidad terrestre de regenerar tales recursos ese mismo año. Es decir, el día cuando empezamos a vivir a crédito. Fue el día cuando solicite un curso de formación „Live Sustainably” (“Vive de manera sostenible”) organizado por Biodiversa, una organización medioambiental de Gijón, cuyo objetivo es conservar, proteger, estudiar y disfrutar de la naturaleza. Los cursos de formación, como los intercambios juveniles y antes el servicio de voluntariado, forman parte del programa Erasmus+.

Me sentí muy afortunada por poder participar en un curso del nivel europeo en un pequeño pueblo de Puelles en Villaviciosa. Primero, porque amo a Asturias más que nada y otra vez encontré la evidencia que es la tierra de infinitas oportunidades. Segundo, porque siempre intento viajar en la manera sostenible, buscando cada posible opción antes de coger el avión. Admiro todxs lxs participantes que tomaron el tema de la formación en serio y vinieron en trenes, autobuses e incluso barcos para reducir su huella de carbono y estoy muy contenta, que esta vez no me tocó a mí viajar 50 horas en el autobús.

(Si queréis comprobar la huella de carbono de vuestros vuelos, podéis usar esta calculadora: https://www.atmosfair.de/en/offset/flight)

Da igual el modo de transporte que usamos, todas las personas participantes llegamos y pudimos pasar una semana en otro mundo: el mundo de confianza, reflexión, educación no formal, círculos y cuidados, el mundo de la comida sana y local, el mundo de escuchar antes de hablar, de no juzgar, de compartir. Y de responsabilidad. Durante cinco días del curso hicimos viaje desde lo individual hasta lo comunitario. Después de crear nuestra pequeña comunidad, empezamos a profundizar el tema de la formación. Algunos problemas que intentamos entender eran:

¿Cuál es el status quo actual?

¿Cómo las funcionan los sistemas y donde esta nuestro sitio en ellos(No solo existen las cosas que se ven, si me muevo yo los que dependen de mí también se mueven. ¿Quien depende de ti?)

¿Porque creemos en las informaciones que nos llegan? ¿Los vasos biodegradables son buenas para el planeta?

¿Compramos por necesidad o por deseo? ¿Porque deseamos productos baratos y dañosos para otros seres humanos?

¡Y muuuuucho másNo todas las reflexiones eran positivas, pero lxs facilitadorxs no nos dejaron caer en agujero negro de la tristeza y desesperanza, al revés, conseguimos crear base de la red que en futuro puede transformarse en Youth Workers for Sustainability Network.

Volví de la formación motivada y, lo más importante, con la impresión que el mundo está lleno de las personas luchadoras que quieren y saben como cambiar el mundo!

Mí aventura no acaba aquí. Tengo deudas, pero ya se como y con quien puedo pagarlas. Hemos empezado a colaborar y estamos preparando algo también para vosotrxs!                                                                                                                            

Stay tuned!                                                                                                                                                                                                
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            
                                                                                                                                                                                                         
Último día de voluntariado

Último día de voluntariado

¡No hay duda, el verano es la mas rápida de las estaciones!

Los días se alargaban ya cuando, por primera vez, aterricé en Asturias. Una región que apenas sabía que existía y que ahora, con el sol que se pone cada día un poco antes, se convertirá en una parte importante de mis recuerdos.

La experiencía del voluntariado en otro país me ha permitido conocer nuevos sitios, personas y culturas y también aprender algo de mí mismo.De estos meses se me quedará sobre todo el tiempo pasado con los jovenes de mis proyectos y todo lo que supieron transmitirme y enseñarme, pero también se me quedaran los momentos divertidos durante la fomación con los otros voluntarios de España y todas las personas que he conocido aquí en Avilés.

Las actividades en los institutos, el intercambio en Francia, la semana en Toledo, las pachangas y los amigos que vinieron a verme ( incluso mi madre !) hicieron que estos meses lejos de casa se parasan casi sin que me diera cuenta. Por todo eso también tengo que agradecer a las personas de mi asociación el apoyo que siempre me han dado.

En fin, vuelvo a casa enriquecido (bueno, no economicamente ajaja) y con la conciencia de haber vivido una experiencía que me arrepentiría de no haber vivido.

Entonces digo:

¡gracias Avilés y hasta luego! 🙂

Formación a la llegada

Formación a la llegada

Ojalá hubiera durado más!

Una semana increíble en un verdadero castillo medieval de Toledo (piscina incluida, pero no medieval) con gente genial y muchísimo sol (no podéis imaginar cuánto lo echaba de menos).

Hay que decir que al comienzo no tenía grandes expectativas, sólo un poco de ganas de viajar, pero al final… Es que a veces cuando uno parte ya quiere volver pero cuando llega el momento de volver… bueno, lo sabéis. 

Resumiendo : actividades interesantes, piscina y fiesta todos los días sólo representan una pequeña parte de una semana que no olvidaré aunque viviera cien años, las personas que he conocido han sido lo más importante.

Y la comida, sin duda!

Picnic intercultural en El Bosque Comestible

Picnic intercultural en El Bosque Comestible

Cuando diferentes culturas se encuentran un día en el aire libre esto es lo que sale: una increíble mezcla de idiomas, compartir y probar la comida, los bailes y la música de todo el mundo! Esto es lo que pasó el sábado en el Bosque Comestible, una area de encuentro con otros seres humanos y con la naturaleza. En colaboración con la asociación Accem y el centro de menores, hemos hecho un día de intercambio y fiesta en la naturaleza. A partir de un tandem lingüístico aprendimos a presentarnos en otros idiomas, hablamos de los platos más típicos de cada país, las fiestas tradicionales y las plantas! Fue un día de encuentro y compartir, que puede ser el principio de un camino más grande sobre el intercambio cultural.

El espacio del Bosque Comestible está abierto para todas las personas y todas las ideas. La naturaleza cuida de los humanos y los humanos cuidan de la naturaleza. Quedamos en El Bosque el sábado 22 de junio para preparar el espacio para siguientes actividades.

Nos vemos en el prao!

 

Voluntarias en El Patio

Las nuevas voluntarias llegaron a Avilés ya hace tres semanas, aquí podéis leer un poco más sobre ellas!

ANNA:

Hola,

me llamo Anna, vengo da Padua (Italia) y soy una de las nuevas voluntarias de Europa Aquí. Esta es mi cuarta semana en Avilés y voy estar aquí por dos meses más (teóricamente, pero parece que todos los voluntarios se quedan aquí al final! Veremos…). Durante este periodo voy a trabajar en el Grupo de participación, un proyecto juvenil del Patio, y también estaré activa en otras iniciativas. Este grupo, como muchos otros proyectos del Patio, tiene el objetivo de involucrar a los y las jóvenes en una participación activa, trabajando en equipo sobre diferentes temáticas. Me gustan mucho las posibilidades que tiene este proyecto y probablemente me dará más de lo que yo le daré! Y bueno, qué decir sobre la ciudad… me estoy enamorando! Avilés es un pequeño tesoro: una multitud de preciosos detalles. Soy muy feliz de estar aquí, he encontrado personas increíbles y una acogida perfecta. No puedo esperar a ver cómo van a ser las próximas semanas!

JOLA:

El Patio, Avilés, 20.05.2019

15.º día del proyecto

Estoy aquí, las personas de aquí ya se han dado cuenta que soy extranjera. Me cuidan bien. Aunque hablo su idioma, a veces me preguntan muy despacio y alto: ¿ME-EN-TIEN-DES? Ya entiendo bastante, pero estoy aquí para aprender, no solo el idioma, sino también de la vida. El proceso de aprendizaje es muy complejo, nunca se puede aprender solo una cosa, siempre cuando descubres uns cosa, descubres un mundo nuevo.
Algunas cosas que aprendí estas semanas:
– pienso no es solo la acción de pensar de la 1.º persona singular, ejemplo: El 92% de la soja importada se  dedica a los piensos industriales, no a la leche de soja.
– lxs niñxs son interesantes, bonitxs y comprensivxs
– para que la gente te entienda, hay que explicarse bien y escuchar a lxs demás

Llegué aquí como Jola, una persona con algunos objetivos profesionales (ser hortelana en El Bosque Comestible, aunque nunca lo pensé que con 25 años será hortelana), sociales (encontrar una pareja española, no?), con algunos miedos también (a ver como se me da trabajar con la gente, siendo una polaca cariñosa, amable y bastante habladora me encontre aquí en España una persona, hmm… tranquila). A ver que pasa conmigo durante estos ocho meses del proyecto, intentaré compartir un poco con vosotrxs aquí!
Besos

¡Ven y conoce a Riekstroze! 😊

¡Ven y conoce a Riekstroze! 😊

Hoy, cuando la ciudad reluce muy otoñal, la realidad ha superado mis expectativas. «Las aventuras de Riekstroze» es la razón de mi felicidad. Así se llama la exposición de mis dibujos y mis cuentos que tendrá lugar el 18 de octubre en el edificio llamado «La Noria» dentro de la parque de la Ferrera. Al principio de mi SVE no pude ni imaginar que ya en octubre podría tener una exposición de mis dibujos y cuentos. ¡Además en España! Es el acontecimiento más feliz de mi tiempo en Avilés.

«Las aventuras de Riekstroze» son cuentos infantiles e ilustraciones hechas por mí, el fruto de mi trabajo. Como se puede intuir la heroína principal se llama Riekstroze, y me gustaría revelar que es una princesita unicornia que vive en la tierra redonda de las Princesas- Unicornios. Durante su segundo año de vida Riekstroze tiene muchas aventuras extraordinarias. Cabe mencionar que la tierra redonda donde vive por sí misma es muy extraordinaria. Todos los personajes, entornos y objetos que se podrá ver en esta exposición son fruto de mi imaginación. Cada personaje ha sido creado con mucha creatividad. Cada dibujo ha sido dibujado con mucho cariño y mucho cuidado. Cada cuento ha sido escrito con mucha entrega y toda la inspiración que tengo.

La oportunidad de poder presentar a mis personajes y mi tierra de fantasía, el fruto de mi imaginación y trabajo, me causa gran felicidad. Están todos invitados a la inauguración de la exposición «Las aventuras de Riekstroze» este jueves, el 18 de octubre a las 11:00 y a las 18:30 en la Noria de la parque de la Ferrera.