Halloween en Ranum

Halloween en Ranum

Si ya de normal el profesorado somos una pesadilla para el alumnado, por un día nos volvimos su peor pesadilla hecha realidad. Convertimos el colegio en una auténtica casa del terror donde los gritos abundaban por todos los rincones. Nunca viene mal descansar de las obligaciones para pasar un buen rato asustando a adolescentes.

Por otro lado, vivimos en primera persona la exageración de decir que no se respira bien con las mascarillas. Hay quién sobrevivió a los sustos, y luego estamos la gente que sobrevivió a llevar durante horas la mascarilla con otra máscara encima. Más que no respirar, lo que no se hacía era ver.

La segunda ola está llegando con más fuerza también en Dinamarca y restricciones que en España están desde marzo, llegan ahora al norte de Europa. Por primera vez en este país, han decretado el uso obligatorio de mascarillas en espacios cerrados.

Esperemos que la situación mejore pronto en todo el mundo en general, y que no empeore aquí en particular para poder seguir disfrutando del voluntariado.

Eterno Retorno

Eterno Retorno

Y como todo en la vida, aquello que empieza tiene un final. Y con éste en concreto, el regreso a casa.
Es ahora cuando la hora de empaquetar los recuerdos, las experiencias y las amistades en ese espacio libre que dejaste en la maleta nada más llegar, porque previsora, sabes que siempre que viajas vuelves con más de lo que llevas.
Cuando una experiencia como esta acaba, no vuelves a ser tú. Y eso es lo mejor. Has cambiado. Eres una mejor versión de tu misma. Un punto de no retorno.
Has experimentado, vivido, llorando y puesto en situaciones que no imaginarias. Has visto paisajes que pensabas que no existían y has interactuado con gente que se han convertido en imprescindibles durante las cálidas y cortas noches de verano donde todos os reunís en un pueblo perdido en mitad de un país al que llegáis por bus, tren o prevoz. De eso te das cuenta cuando guardas amaneceres que nunca pensarías vivir, comidas que nunca pensarías probar, e incluso hablado de cosas que pensabas que no eran para ti. Incluso cuando has mejorado tu inglés a base de practicarlo a diario, y es ahora cuando te das cuenta que el eterno y clásico Intermedio 1 absolutista de los CV es más que justificable ahora que has vuelto.
Pero vuelves, y a la vez no regresas. Eres una persona nueva. Tu ADN se ha modificado. Tus pies han recorrido caminos que ahora solo se dirigen hacia delante. Has conocido la incomodidad de no entender nada en un país extranjero y la calidez de volver a casa y reencontrarte con tu idioma para expresar así de la mejor manera posible todo lo que has vivido.
La vida sigue, y aún más después de un confinamiento durante dos meses y medio donde, aun mas si cabe, la experiencia de crecimiento personal se intensifica. El tiempo se para, existes en una realidad paralela que comienza a despertar en el momento en el que el mundo respira, y eres consciente del lugar que ocupas en el mundo. Todo se resumen en horas llenas de videollamadas y vacías de abrazos. Aprendes el valor del contacto y recuerdas con cariño a tus seres queridos.

Porque si algo nos ha enseñado este año, es a valorar las pequeñas cosas y a desdeñar lo superfluo. A la importancia de viajar, de conocer, reír y llorar. En definitiva, de sentir. Este es el momento de prepararse mentalmente para saber que esto, es la verdadera vida. Viaja, experimenta, come, respira, ríe, conoce y vive. Por favor.
Se voluntario, crece como persona. Sé la mejor versión de ti mismo.

Road Trip por Croacia

Road Trip por Croacia

Dobar dan a todo el mundo,

Como ya os conté en el post anterior estoy haciendo un Voluntariado en Croacia. A finales de septiembre nos dieron unos días de fiesta y decidimos alquilar un coche y recorrer la costa de Dalmacia en una semana. Pasamos por Zadar, Murter, Sibenik, Split y Lovinac a parte de varias estaciones de servicio y gasolineras. Aquí el Coronavirus es un tema que se lo toman un poco a la ligera. La mascarilla no es obligatoria, solo en sitios cerrados como el supermercado o el transporte publico lo que hace visitar una ciudad nueva bastante mas agradable si somos sinceros. A la vez es un poco preocupante ya que el numero de casos sigue subiendo, pero la gente no parece preocuparle lo mas mínimo. Sin embargo nosotras vivimos en una región que esta en la zona verde, es decir que hay muy pocos casos por lo tanto las medidas son menos estrictas.

El primer día cogimos el coche de Labin hasta Zadar pasando por Rijeka y tomando varias carreteras de curvas bastante pronunciadas. Digamos que fue un día completito de aventuras, pasando por una de las voluntarias olvidándose la cartera en una gasolinera y teniendo que volver 40km a recogerla y continuando por estar detrás de un camión que iba a 15km/h al cual no pudimos avanzar hasta al cabo de 40 minutos. Sin embargo, la ciudad nos encanto y los dos días que nos quedamos fueron geniales. Hicimos un free tour con una guía que nos gusto mucho y tuvimos la suerte de ser un grupo muy pequeño por lo que lo pudimos disfrutar mucho.

Al cabo de un par de días pusimos rumbo a Murter, una islita de la costa que nos pareció un paraíso! En el “on arrival training” conocimos a una voluntaria Italiana y a un voluntario Español que están haciendo su servicio allí por lo que les fuimos a visitar. Tuvimos la gran suerte que el día que llegamos se celebraba una regata con lo que hubo una orquestra tocando en directo y mas eventos que me recordaron a las fiestas del pueblo que tanto hemos echado de menos este verano. Disfrutamos de los últimos días de playa del año en calas donde estábamos solas lo que fue genial, aunque el agua estuviese ya bastante fría.

Seguidamente fuimos a Split pasando por Sibenik, una ciudad con un casco antiguo muy bonito, tomamos un café para reponer fuerzas y continuamos nuestra ruta. Antes de llegar a Split, el propietario del apartamento donde nos íbamos a alojar nos dijo que los huéspedes anteriores habían testado positivo de Covid así que nos dio otro apartamento que era mejor por el mismo precio y nos fue genial ya que estaba aún mas cerca del casco antiguo de la ciudad. En Split también hicimos un free tour que esta vez no nos gusto mucho ya que la guía no parecía saber mucho, evitaba preguntas y demás. Sin embargo, como otro de nuestros amigos voluntarios vive en Split quedamos con el y nos enseño un poco la ciudad también. Split nos pareció una ciudad preciosa y con mucha vida, aunque estaba ya bastante vacía porque fuimos al final de la temporada de verano. Después de dos días en Split pusimos ya rumbo de vuelta hacia Labin, pasando por Lovinac, donde almorzamos con otro de los voluntarios que conocimos en el “on arival training” y mas tarde paramos a dormir en un pueblo en la montaña. Finalmente, al día siguiente llegamos a casa, muy cansadas, pero también con muchas experiencias nuevas y aventuras en la mochila!

Saludos desde Labin, Croacia

Saludos desde Labin, Croacia

Soy Natàlia y tengo 21 años. En Junio me gradué de un grado en European studies en la universidad del sur de Dinamarca y decidí embarcarme en un programa del Cuerpo Europeo de Solidaridad en Croacia a principios de septiembre. Actualmente llevo ya casi un mes aquí en una pequeña ciudad de Croacia llamada Labin donde soy voluntaria en Alfa Albona y participo en proyectos con jóvenes, niños y la comunidad local manejando las redes sociales o llevando a cabo otras tareas como las de edición de contenido, organización de eventos y talleres. Tengo muchas ganas de ver como evolucionan los meses, de aprender mas de esta experiencia y con suerte aprender también algo de Croacia, su cultura y su idioma.

Boc boc!

Mi proyecto CES en la «Efterskole» en Dinamarca

Mi proyecto CES en la «Efterskole» en Dinamarca

Saludos desde Ranum, Dinamarca. Tras un mes aquí, vengo a contaros un poco como funcionan las cosas en esta “Efterskole”.

Cogí este proyecto con la idea de ayudar como profesora y servir de apoyo tanto a profesores titulares como a los estudiantes, y de hecho es lo que estoy haciendo, pero también he podido aportar muchas más cosas. Inicialmente, comencé ayudando en las clases de español y de matemáticas, aprovechando que obviamente soy española y además ingeniera, así que las mates las controlo bien. Pero también me han brindado la oportunidad de dar ideas y formar parte de ellas para las actividades fuera del horario escolar que tienen los alumnos, ya que viven aquí en el colegio.

Dentro de mis obligaciones también tengo guardias, en las que paso las tardes vigilando que los alumnos mantienen limpias las habitaciones, estudian y se van pronto para la cama. Dentro de estas guardias es donde también realizamos la actividad que queramos. Y en este punto es donde estoy gratamente sorprendida con la respuesta de las chicas ante la posibilidad de tener un equipo femenino de fútbol 11 y con vistas incluso a participar por primera vez en un torneo contra otros centros. Estamos muy lejos de ser un equipo competitivo, pero no nos faltan ganas ni entusiasmo.

Aprovechando mis conocimientos como ingeniera, también estoy trabajando con LEGO robots para programarlos y realizar “misiones” con ellos. Nunca habían tenido una voluntaria ingeniera y eso hay que explotarlo, así que también me han propuesto programar con Arduino o trabajar con impresoras 3D.

La libertad para emprender tus propios proyectos personales dentro de la escuela es un autentico lujo, sin tener además ninguna presión por ello. Todo queda a mi elección. Por lo que este proyecto es ideal para aquellos que les guste la enseñanza y ser creativos e innovadores.

Os muestro una foto de todo el profesorado del colegio, que como podéis apreciar, es bastante atípico con respecto a lo que estamos acostumbrados en España. Aquí se viene a pasarlo bien mientras enseñas.

Maria Lozano presenta su proyecto en Dinamarca

Maria Lozano presenta su proyecto en Dinamarca

 

¡Hola! Me llamo María, tengo 28 años y voy a realizar un voluntariado en Dinamarca en un Danish Efterskole, que se podría definir como un colegio “temático” enfocado para estudiantes de entre 14 y 18 años que buscan definir cuáles son sus aspiraciones futuras.

Estoy encantada con el proyecto porque soy profesora y me gusta lidiar con adolescentes y aprender de sus inquietudes y también poder ayudarles a resolverlas. Estoy deseando empezar para conocer sus metodologías y costumbres.