Está es una historia de que pasa cuando no tienes nada que hacer en todo el verano, mientras intentas pasar el tiempo en redes sociales, entras a instagram y ves un publicación del Patio que habla sobre un voluntariado arqueológico en Bulgaria,se lo cuentas a tus
padres al momento, y tu madre, a pesar de no querer que estés tanto tiempo fuera de casa, te anima a irte, y tu padre afirma que no vas a perder nada, solo ganar un montón de experiencias nuevas. De esta manera decides irte, y así acabas un 22 de julio subiendote a un bus y más tarde a un avión con destino a Bulgaria, llegas a Sofía y conoces a todos los demás voluntarios, dándote cuenta que como siempre, que no debemos jugar a un libro por su portada. Acabas compartiendo piso con dos españolas y una italiana, hablando todo el rato una mezcla de inglés y español, y conociendo a 17 personas de 6 países diferentes y conviviendo día a día
con ellas.
Así es como aprendes a vivir sola, y a valerte por ti misma, a hacer cosas que antes odiabas, (como cocinar), a trabajar en un campo que no nunca imaginaste (haciendo fotos en una excavación arqueológica), a viajar todas las semanas, conociendo diferentes
ciudades búlgaras y diferentes países (como Rumanía y Turquía) y sobretodo a aprender un montón de cosas diferentes. Después de un mes aquí tendrás tantos recuerdos acumulados que no sabrás por dónde empezar a contar esta experiencia, pero sea lo que sea, verás todo como un recuerdo bonito, como cuando os perdisteis por Sofía con maletas de 20kg, o vivir a 30 grados diarios, o trabajar en una excavación arqueológica (la cual nunca te habías preguntado cómo funcionaba), o que la mayoría de personas en el pueblo no te entiendas en inglés y te comuniques diciendo merci y ciao, o ponerte mala el día de tu cumpleanos… pero a pesar de todo, será el tiempo en el que más te has reído, todos y cada uno de los días y que más has aprendido, tanto sobre los demás, como sobre ti misma.
Y que a pesar de estar a 3500 km de casa y no poder ver a tu familia y a tus amigos, vas a encontrarte con gente maravillosa con la que te reirás y aprenderás diariamente, contando este mes y medio como la mejor experiencia de tu vida.