Aquí en República Checa las restricciones llevan siendo muy duras varios meses. Desde que comencé mi proyecto en febrero los únicos sitios que he visto abiertos y funcionando con normalidad son los supermercados. Aun que ahora parece que las cosas empiezan a mejorar, (por fin!) los casos están bajando, y si todo sale bien, a partir de este lunes 11 de Abril podremos volver a viajar entre regiones y se eliminará el toque de queda. Tengo muchísimas ganas de poder viajar más allá de Brno y conocer más lugares del país.

Por suerte para mí y mis compañeros Brno tiene unos lugares geniales para hacer senderismo y disfrutar de la montaña. Además con el transporte público puedes viajar perfectamente a cualquier parte de la ciudad y es baratísimo. El otro día decidimos ir a un bosque en Kohoutovice, cerca del lugar donde vivo (podíamos haber ido caminando, pero decidimos ahorrar fuerzas).

En toda República Checa hay lugares increíbles para hacer rutas de montaña y disfrutar de la naturaleza, pero lo más atractivo de Kohoutovice es que si tienes un poco de paciencia, ganas de explorar y algo de suerte puedes encontrarte con ciervos en semi-libertad. Después de una caminata en modo exploradores fuimos capaces de ver un grupo de ciervos y sacar algunas fotos. Intentamos no acercarnos mucho para no molestarles, pero fue una experiencia genial. Además, el bosque estaba algo nevado así que la guerra de bolas de nieve no podía faltar.