Ya hace dos semanas del taller de cocina italiana pero todavía nos queda muy buen sabor de boca. Dado el aluvión de gente que tuvimos, está claro que hay ganas de cocinar y sobre todo de juntarse con otras personas para aprender cosas nuevas.

Os adelantamos que tenemos en el horno la idea de hacer un taller de cocina vegana próximamente con las voluntarias de Libélula Huerta.

Y mientras tanto, os dejamos algunas fotos de recuerdo…

Así quedaron los todos platos

Gurgen preparó actividades para la gente más pequeña

Giovanni promocionando el pan altamurano

Por el taller pasó gente de todas las edades

Magda se encargó de los juegos para descansar de los fogones

Un polaco tuvo la idea y tres italianos la pusieron en práctica.

El paté de setas triunfó

Felicia amenizó las sesiones enseñando a bailar