Cuando diferentes culturas se encuentran un día en el aire libre esto es lo que sale: una increíble mezcla de idiomas, compartir y probar la comida, los bailes y la música de todo el mundo! Esto es lo que pasó el sábado en el Bosque Comestible, una area de encuentro con otros seres humanos y con la naturaleza. En colaboración con la asociación Accem y el centro de menores, hemos hecho un día de intercambio y fiesta en la naturaleza. A partir de un tandem lingüístico aprendimos a presentarnos en otros idiomas, hablamos de los platos más típicos de cada país, las fiestas tradicionales y las plantas! Fue un día de encuentro y compartir, que puede ser el principio de un camino más grande sobre el intercambio cultural.

El espacio del Bosque Comestible está abierto para todas las personas y todas las ideas. La naturaleza cuida de los humanos y los humanos cuidan de la naturaleza. Quedamos en El Bosque el sábado 22 de junio para preparar el espacio para siguientes actividades.

Nos vemos en el prao!