Una de las experiencias más estimulantes e interesantes que he vivido desde que estoy aquí en Avilés con mi SVE es el taller de cocina que mi colega Anete y yo ya hemos hecho en cuatro ocasiones con los jóvenes de diversos grupos de «Transit». Interesante porque nunca he experimentado mucho con las recetas de  cocina, y mucho menos como maestro; estimulante porque ver el interés con el que los jóvenes se dedicaron a preparar los platos a partir de las recetas fue realmente satisfactorio.

Participaron cuatro grupos de tres institutos diferentes: chicos y chicas de La Luz, La Magdalena y del Número 5.Estos jóvenes visitaron el edificio Fuero como invitados para aprender más sobre la cultura italiana y letona. A partir de algunas preguntas simples para adivinar, cosas sobre Italia y Letonia, de hecho, los chavales han mostrado interés en aprender más sobre nuestros países, y así obteniendo los ingredientes, han  pasado a la siguiente fase: las recetas típicas. Pero sin aviso previo nosotros también hemos tenido preguntas de su parte para hacernos saber algo más sobre Avilés y Asturias: ¡aquí también estamos para conocer cosas nuevas!

La docena de jóvenes que se turnaron en estos talleres, demostraron ser excelentes ayudantes para preparar nuestros platos típicos: Pasta alla Carbonara made in Italy, ensalada de queso Letona y pizza de España; aunque las palabras «pizza» y «España» no funcionan bien juntas, voy a sobrevolar este hecho porque el resultado fue excelente gracias a Zulema, la súper coordinadora del proyecto «Transit». De hecho, incluso la carbonara y la ensalada resultaron ser platos dignos de los mejores restaurantes europeos.

¡Una experiencia magnífica, para repetir!