Las citas en el corazón de Olivier 1 : Cambio personal –> Cambio global

Las citas en el corazón de Olivier 1 : Cambio personal –> Cambio global

Hoy quiero contarles acerca de una cita de Confucio* que significa mucho para mí e ilustra una elección de estilo de vida hecha hace poco más de cinco años:

“Para poner orden en el mundo, primero debemos poner orden en la nación. Ahora, para poner orden en la nación, debemos poner orden en la familia. Para poner orden en la familia, debemos cultivar nuestra vida personal. Y para cultivar nuestra vida personal, primero debemos enmendar nuestro corazón y nuestra mente».

Cuando era más joven tenía un gran deseo de cambiar las cosas, pero estaba muy orientado hacia el exterior. Creía que para hacer el gran cambio que necesita el mundo, la gente debería hacer cosas. Irónicamente, yo no estaba haciendo todo lo que creía que se debería hacer, poniéndome excusas como, por ejemplo, no tengo suficiente dinero para comer alimentos orgánicos porque soy estudiante.

Entonces me di cuenta de que lo más concreto que puedes hacer para hacer del mundo un lugar mejor es hacer una evolución positiva en ti mismo; para encarnar el cambio que queremos ver en el mundo. Finalmente, el estado del mundo es solo la suma de acciones individuales. Si cada uno de nosotros trabajáramos para poner en práctica nuestro ideal de un mundo mejor a diario, la situación general del mundo cambiaría drásticamente.

No digo que siempre sea fácil, a veces puede parecer que estás caminando contra corriente, pero la satisfacción de hacer las cosas que nos parecen adecuadas para nosotros y para todos supera las molestias. Además, parecer loco en un mundo loco puede ser una prueba de buena salud mental. Reescribamos los códigos, rediseñemos los estándares porque los actuales nos están matando lentamente.

Así que decidí dejar de relacionar mi felicidad al estado del mundo y dejar de sufrir de mi aparente incapacidad para cambiarlo. Dejé de «desperdiciar» mis fuerzas en el exterior para concentrarme en mi desarrollo personal, en cuidar mi ser, teniendo en cuenta esta frase que mi padre me repetía muchas veces : «Haz brillar tu sol para iluminar la vida de los demás».

Si estás interesado en tener links, claves que me hayan ayudado y me ayudan en mi camino, para avanzar hacia una liberación interior y ganar en paz y serenidad, no dudes en contactarme vía Instagram (@ olivierforest24)

* Confucio es un filósofo chino que vivió 500 años antes de Cristo.

Holandés en Avilés

Holandés en Avilés

Por: Marten

¡¡Nuevo proyecto!!
¡Estoy empezando un nuevo proyecto personal! Hay dos partes. La primera es que investigaré los barrios de Avilés. Quiero saber más sobre la gente que vive en los diferentes barrios y sobre la identidad de cada barrio. Al parecer, el barrio es importante para muchas personas de aquí. La segunda parte es más como una campaña. Vivimos en un crisis ambiental y para resolverlo tenemos que cambiar las ciudades. Porque la mayoría de la población en el mundo hoy en día vive en ciudades y tiene el mayor impacto al medio ambiente. Así que necesitamos cambiar las ciudades drásticamente, para que nuestro conducto cambiará también… Quiero compartir ideas que me parecen importante.

Me doy cuenta que estoy hablando de cosas muy distintas: micro (barrios de Avilés) y macro (cambiar ciudades). Cómo vincular las dos? Será un desafío seguramente, iré paso a paso. ¡En este artículo comparto mis primeras ideas!

Conocer historias de barrios
Mi plan es preguntar personas de Avilés de darme una visita guiada de sus barrios. Quiero saber qué son los sitios importantes de los barrios, y escuchar las historias. Así espero aprender mucho, y también compartiré cosas que me parecen interesantes. Con un mapa, o con frases describiendo el barrio. Preguntaré las asociaciones de vecinos de darme un tour. Pero también me gustaría hablar con niños: dónde juegan, cómo van a la escuela? Y con gente mayor: qué cosas han cambiado? ¡Me gustaría escuchar muchas historias!

¿Cual elegirías entre cine y netflix?
Otro tema que me llamó mucho la atención fue que hace cincuenta años, muchos barrios de Avilés tenían su propio cine. Eran cines pequeños y baratos, muy diferente que los cines de hoy. De todos modos me parece guay que eso existía y quiero entender porque ya no hay. En Ámsterdam suelo ir a un cine pequeño en mi barrio y es algo que me encanta. Me parece que aquí, para ir al cine, tienes que ir en coche a Parqueastur. Voy a buscar los antiguos cines de Avilés. También haré un video preguntando gente en la calle cual elijan entre ‘cine’ y ‘netflix’. Cual eligieras tú?

Imagínate la calle sin coches
Un tema de mi campaña será la movilidad en Avilés. Esta ciudad tiene un problema con coches. Es nada especial, es un problema que tiene cada ciudad en el mundo. Todos los días hay personas que mueren por culpa de coches (accidentes y ¡contaminación del aire!). Además, coches no tienen futuro en la ciudad. Si queremos resolver el crisis ambiental, tendremos que movernos en maneras distintas. Lamentablemente, coches eléctricos tampoco son la solución. Ahora hay más que un billón coches de gasolina en el mundo y nunca tendremos suficientes baterías para reemplazar todos. En mi proyecto voy a investigar algunas posibilidades para cambiar la movilidad en la ciudad y soñar sobre una ciudad sin coches aparcados. ¡Imagínate cuánto espacio tendríamos en la calle para jugar, naturaleza y divertirnos!

¡¡Porque la publicidad es una LOCURA!!

¡¡Porque la publicidad es una LOCURA!!

Hoy escribo este artículo para hablar de algo que me toca: la publicidad. Déjame explicarte, para mí la publicidad tal como la conocemos en estos días es una locura.

No creo que a nadie le gusten todos estos anuncios. ¿A quién le gusta que la película que ve en la televisión sea cortada una o dos veces por comerciales? ¿Quién aprecia que haya anuncios antes de ver un video de Youtube? Y también dudo que el momento de los comerciales entre canciones en la radio sea tu mejor momento. Por no hablar de la contaminación visual (carteles, letreros que estropean el paisaje, anuncios en periódicos/revistas, etc.) En resumen, todavía podría usar muchos ejemplos para mostrar que el ser humano promedio no es fanático de los anuncios.

Y lo peor: ¡Somos nosotros los que les pagamos! Pagamos para ver y escuchar cosas que no queremos. Entonces se ve que hay algo así como una trampa, un “pequeño” problema. Hemos logrado crear una sociedad en la que todos aceptan el hecho de que estamos pagando por las cosas que nos molestan.

De hecho, en el precio al que compramos nuestros bienes y servicios, está incluida la publicidad. Y esta parte está lejos de ser pequeña: en general, representa del 10 al 15% del precio. Tomando la estimación baja, cuando compras algo a 10euros pagas 1euro para promocionar el producto… ¡si no hubiera anuncios, ahorraríamos dinero!

Y en el sector de los perfumes, esto se eleva fácilmente al 55% del precio…  Ahora entendemos mejor por qué son tan caros.

Dos ejemplos me impresionaron particularmente:

-Un comercial del último Super Bowl costó 4,7 millones de euros por 30 segundos. Y al final somos nosotros quienes les pagamos en precio.

-En Francia, en 2009, la parte de la publicidad en el precio de un automóvil osciló entre 583 euros para un Citroën y 1938 euros para un BMW.

Básicamente, si hubieras comprado, por ejemplo, en ese momento un Opel, habrías pagado una media de 1020 euros solo por la publicidad.

Además, la publicidad tiene un impacto ecológico. El uso de los recursos que se exigen supone una carga adicional para el medio ambiente. Entonces, ¿podríamos imaginar un mundo sin anuncios? Finalmente ¿para qué son útiles?

Por un lado, es cierto que es interesante tener información sobre nuevos productos en el mercado.  Pero ¿es tan complicado imaginar un sistema donde el comprador buscara información acorde a sus necesidades en un “banco de datos” con los productos disponibles y sus cualidades? En lugar de las empresas que intentan abrumarnos con información para empujarnos a comprar cada vez más.

Por otro lado, ¿la publicidad no está ahí precisamente para intentar crear necesidades superfluas y así empujar a consumir siempre y más para seguir alimentando un sistema que se piensa solo en puro crecimiento olvidando lo humano y alimentando a los ricos?

 

¿Qué podemos hacer entonces?

Ya para evitar anuncios en Youtube y más existe AdblockPlus o Vanced Kit (App). También puede poner una pegatina de «Stop Publicidad» en su buzón. Por lo demás está el boicot a las marcas que ponen precios desorbitados por sus anuncios. También el simple hecho de hablar de eso con otras personas para compartir esta idea, que el hecho de tener tantos anuncios, que al final pagamos de nuestro bolsillo, es desconsiderado y debe cambiar. Cuanta más gente sea consciente de esto, más políticas emprenderán cambios en esta dirección.

Porque sí, las cosas son posibles: en Sao Paulo en Brasil, en Grenoble en Francia y en Chennai en India, el municipio ha decidido prohibir grandes carteles publicitarios en la ciudad.

Aún queda una pregunta y es importante: muchos medios dependen de los ingresos por publicidad (lo que también plantea preguntas sobre su independencia y la imparcialidad de su información, pero ese es otro tema).
Nos invito a inventar juntas una solución en relación a este tema para nuestro futuro sin publicidad. ¿Tendremos que crear un impuesto para financiar estos medios? ¿Tendremos que pagar más por los medios para que sigan funcionando?…
En cualquier caso en este mundo sin publicidad tendremos más dinero ahorrándonos este 10% sistemático. Así podremos utilizarlo para encontrar grandes soluciones y seguir teniendo medios diversos dándonos una pluralidad de información imprescindible para una democracia real y tener, además, medios verdaderamente independientes.